28 de enero de 2023

Plataforma TikTok

Plataforma TikTokAFP

TikTok censura insultos, pero tolera la divulgación de vídeos suicidas entre jóvenes

Este tipo de conductas se dan para llamar la atención, por moda y como grito de desesperanza para que alguien les ayude con sus problemas

Las redes sociales cada vez atrapan a más jóvenes, sobre todo TikTok, que es la nueva 'moda'. A diario se ven publicaciones con contenidos preocupantes con frases como «me voy a su1c1d4r» –escrito así para que los algoritmos no lo detecten– o «unlive» que en castellano quiere decir desvivir. Esto son solo dos ejemplos de lo que actualmente inunda esta red social. Todas hablan de lo mismo, pero de diferentes formas para esquivar a los sistemas algorítmicos.
Vivimos una época en la que las adicciones a las redes sociales y videojuegos son más elevadas que hace una década. «En nuestra consulta la casuística está subiendo un 5 % cada año», comenta a nuestro medio el psicólogo Sergio García Soriano.
Los términos que incitan al suicidio tienen miles de visitas en TikTok. ¿La causa? Un estudio de la Universidad de Roma Tor Vergata explica que el algoritmo de la aplicación está diseñado para ofrecer al usuario lo que consume para que nunca deje de visionar los contenidos, aunque no lo haya buscado directamente. Es decir, si se consume un vídeo hablando sobre el suicidio, detecta que le gusta y le ofrecerá cada vez más.
Este tipo de conductas se dan, según el psicólogo, para llamar la atención, por moda y como grito de desesperanza para que alguien les ayude con sus problemas. «Habría que delimitar a qué tipo de perfil pertenece cada uno de ellos. Independientemente del estudio de caso y el origen de dicho comportamiento, todos ellos están desorientados psicológicamente y necesitan de un psicoterapeuta para ser ayudados».
Para realizar un estudio ajustado hay que estudiar las imágenes exactamente. «En Ucrania se viralizaron vídeos de Ucranianos haciendo guardias y bailando al inicio de la guerra y era para dar ánimos a la población. En la juventud, hay una etapa en la que el individuo se siente inmortal, siente que no tiene cuerpo, sino que este siempre sobrevive. Desde esa falta de percepción de la vulnerabilidad se pueden dar mensajes muy poco saludables», apunta el experto.

Efecto cadena entre los jóvenes

El comportamiento de estos jóvenes y de la red social, que capa vídeos de insultos, pero no de suicidio, puede causar un efecto contagio que llevará a más jóvenes a compartir sus experiencias o que animen unos a otros al suicidio o a experiencias cercanas al suicidio. «Como sabemos el periodismo hizo una pausa para no hablar de estos temas por evitar la imitación de los lectores durante décadas. Ahora se puede hablar de suicidio en los rotativos, pero desde un punto de vista preventivo y con una mesura que le saque de la incitación al mismo», apunta García.

Algunos de los jóvenes son el resultado de una forma de pensar familiar que no les ha atendido como correspondíaSergio García

Los jóvenes no tienen por qué saber estas reglas de comunicación, pero hay que evitar que se extienda estos mensajes insalubres. Esto no es nuevo, en la última década, algunas anoréxicas o bulímicas abrían blogs para hacer concursos de vómitos y ganaba quien menos peso tuviese. Y se consiguió intervenir en alguno de estos perfiles virtuales. Posteriormente, hubo un verano que se puso de moda cortarse en los brazos en la adolescencia y se subía esa imagen a Facebook o Instagram para presumir de ello y también fue retirado por estas empresas. «Necesitamos que TikTok también tenga un código deontológico y lo cumpla en favor de la sociedad», reclama el psicólogo.
En la juventud la psiquis se está construyendo y tienen una mente muy maleable e influenciable: «Los jóvenes piensan que no tienen problemas y se sienten invulnerables, pero es justo al revés», comenta el experto en psicología, y añade que: «Está habiendo más problemas en la adolescencia a nivel psicológico porque no se les escucha o no se les considera. Vivimos en una sociedad donde las puertas de las drogas están más abiertas que las de la cultura o las del empleo juvenil, por lo que los adolescentes sufren esta característica social de la actualidad».
En algunos casos el ambiente familiar también influye. «Algunos de los jóvenes son el resultado de una forma de pensar familiar que no les ha atendido como correspondía y en el fondo algunos de los síntomas delatan una estructura familiar que sería necesario atender en su completud. Llegan a nosotros jóvenes a la consulta y se pone el foco en ellos, sin darnos cuenta de que son el resultado de lo familiar, lo social, lo escolar. Deberíamos hacer una reflexión abierta sin tomar siempre como paciente asignado al joven», explica.

Nueva ley de salud mental

«La nueva ley de salud mental está hecha sobre todo para que la trenza de poder de la psiquiatría siga su curso, y no pone el acento en la psicología, en dar recursos personales a la juventud», indica. España es uno de los países de la Unión Europea donde más psicofármacos se prescriben. «He atendido niños que sus padres les han llevado a urgencias hospitalarias cuando les preguntaron 'papá qué es la muerte' y han salido medicalizados sin tener en cuenta que las preguntas son necesarias en el desarrollo humano», añade.

La nueva ley está hecha en contra de las necesidades sociales de este paísSergio García

Detrás de cada síntoma hay una pregunta que el individuo se está realizando y no obtiene respuesta. Según comenta García, «hay que averiguar el origen de cada malestar y abordar esas preguntas que nos hacen avanzar en nuestra vida».
La nueva ley, según explica el experto, tal y como está planteada no viene a reforzar a los psicólogos en el sistema de salud y es un escándalo la media de psicólogos en España y en el resto de Europa, de 18 de media a seis en nuestro país. «La nueva ley está hecha en contra de las necesidades sociales de este país y viene a aumentar el nicho de la psiquiatría, que ocasionalmente a través de la medicación vienen a taponar las verdaderas preguntas y respuestas que se está haciendo el joven», concluye.
Comentarios
tracking