Fundado en 1910

25 de mayo de 2024

Leticia Espinosa de los Monteros en la redacción de El Debate

Leticia Espinosa de los Monteros en la redacción de El DebateThorun Piñeiro

Leticia Espinosa de los Monteros: «La sociedad no se puede permitir el lujo de que la mujer pierda su esencia»

La presidenta del Círculo de Orellana, entidad que busca que las mujeres puedan alcanzar sus metas, destaca que los feminismos excluyentes «no llevan a nada, sino a generar más distanciamiento»

La igualdad entre hombres y mujeres es un pilar básico en nuestra actual sociedad. Para conseguir esta meta actúan las administraciones y las empresas, así como las diferentes asociaciones y los ciudadanos de a pie. Con esta meta nació el Círculo de Orellana en 2015, una asociación formada por mujeres de ámbitos profesionales muy diversos y con la misión de detectar e impulsar el talento femenino con el fin de generar referencias y de facilitar que otras mujeres avancen profesionalmente.
Su presidenta, Leticia Espinosa de los Monteros –licenciada en Historia Contemporánea y doctora en Ciencias Sociales y Jurídicas– ofrece una entrevista a El Debate donde explica la misión de la plataforma y comenta el papel del feminismo en el pasado y actualmente.
–¿Qué es y cómo surgió el Círculo de Orellana?
–Es una asociación sin ánimo de lucro que se crea y está formada por mujeres profesionales con trayectorias muy diferentes y con formaciones absolutamente distintas, como periodistas, escritoras, juristas, miembros de las Fuerzas Armadas, científicas, artistas, etcétera. Surge después de la crisis del 2008, momento en el que decidí rodearme de personas muy positivas porque estaba convencida de que conectándonos unas con otras podríamos aportar y colaborar. Y eso fue exactamente lo que sucedió. En 2015 decidimos organizarnos como una asociación sin ánimo de lucro, poniendo el foco en dar visibilidad al talento femenino con el fin de generar referentes en nuestra sociedad, entre hombres y entre mujeres, y sobre todo de cara a las nuevas generaciones. Estamos convencidas de que hay muchísimo talento femenino y de que le tenemos que dar visibilidad, porque algunas mujeres actúan silenciosamente y otras silenciadas.
Decidimos fijarnos en todas aquellas personas que nos habían ido abriendo puertas a lo largo de la historia. Mujeres que son absolutamente referentes y que, pese a todo lo que han ido aportando, se han ido quedando casi como en un silencio y apenas se las conoce. El primer programa que empezamos fue 'Españolas por Descubrir'. Llevamos haciéndolo ya ocho años y hemos establecido una alianza con el Instituto Cervantes hasta el punto de convertirlo en un proyecto de máxima audiencia, tanto presencial como online, en el que estamos haciendo un recorrido por la historia de España en femenino, buscando esas grandes mujeres que tanto nos han aportado, que tantas puertas nos han abierto a lo largo de la historia y que estaban muy olvidadas.
–¿De qué mujeres estamos hablando? ¿Me puede dar algún ejemplo?
–Llevamos más de 70 españolas por descubrir. Hablamos de mujeres desde Egeria, del siglo IV, Carmen de Icaza, Constancia de la Mora, Gala Dalí, Conchita Montes, Emilia Pardo Bazán... Después tenemos personas como Carmen Díaz de Rivera, Concha Espina, Ernestina de Champourcin, Margarita Salaverría o Isabel Zendal. Este programa trata de hablar de estas mujeres, pero quienes lo hacen son grandes personalidades del mundo de la cultura y de la sociedad. Quisimos hacer un programa absolutamente divulgativo, pero realizado desde la excelencia de los ponentes, por lo que tratamos de buscar la diversidad. Son todas mujeres muy pioneras, muy avanzadas para su época, muy valientes, con mucho carácter y que han buscado las fórmulas para poder lograr esos sueños que tenían con muchísimas dificultades, porque claro, no tenían las facilidades que nosotras tenemos hoy en día. Ellas nos han abierto puertas y creo que eso es digno de contar.
Hemos iniciado además una colección que recoge en cada libro 10 o 12 mujeres de las que han aparecido en el programa, incluyendo una semblanza de cada personaje, una entrevista al ponente y un código QR para que puedan ver la ponencia.
Leticia Espinosa durante la entrevista en El Debate

Leticia Espinosa de los Monteros durante la entrevista en El DebateThorun Piñeiro

–¿Tienen más proyectos en marcha además de este?
–Tenemos otro programa fantástico que se llama 'Impulso Orellana' para la mentorización, iniciativas de mujeres o para mujeres. Lo que hacemos con este programa es acompañar a las candidatas que han resultado ganadoras en cada edición. Para ello, escuchamos todos los proyectos y seleccionamos uno anualmente, que incorporamos al Círculo de Orellana durante un año. Después ejercemos una mentorización referencial, es decir, abrimos nuestras agendas a esa iniciativa para ver cómo podemos acompañarla.
–¿Cuáles son los pasos para adherirse al Círculo de Orellana?
–Cualquier persona puede convertirse en seguidora del Círculo de Orellana simplemente enviando un correo para poder recibir nuestra información a coste cero. Además, desde hace poco hemos sacado una línea de lo que son los amigos del Círculo de Orellana, que son aquellas personas que quieren compartir nuestros fines y ayudarnos mediante una donación para que nosotras podamos seguir adelante. En 2020 nos dieron el certificado de interés público, por lo que cualquier donación que recibamos tiene una desgravación fiscal.
–¿Cómo definen ustedes el feminismo?
–El feminismo es un movimiento que ha tenido una importancia en un momento dado, porque gracias a ese feminismo histórico hemos conseguido mucho. Pero también hemos conseguido mucho por todas nuestras españolas por descubrir que, curiosamente, estaban silenciadas. La mujer tiene un talento formidable y eso es lo que nosotras tenemos que mostrar, pero no solo nosotras, la sociedad, que también ha de impulsar el talento de los hombres, ya que no hay que dejar de lado un determinado talento. La sociedad no se puede permitir el lujo de que la mujer pierda su esencia, desnaturalizar la esencia femenina. Ojalá pudiésemos feminizar el mundo, pero en un término de compartir, porque creo que nosotras aportamos y sumamos. La suma nos enriquece a todos, no la resta.
–¿Tenemos los hombres que jugar un papel en la lucha por la igualdad o es una labor exclusiva de las mujeres?
–Todos. Yo hablo para todos, para la sociedad. Por eso en los programas que llevamos a cabo tratamos de que sean divulgativos y en esa divulgación entramos todos, no solo las mujeres. Buscamos la excelencia, me da igual que sea un hombre o una mujer, no me paro a pensar en eso.
–Según el CIS, el 44 % de los hombres se siente discriminado y cree que la igualdad ha ido demasiado lejos. ¿Por qué ocurre esto?
–Entiendo este dato. Los enfrentamientos no llevan a nada, sino a generar más distanciamiento. A mí me interesan las personas y no voy preguntando ni qué religión tienen, ni a qué partido votan, ni cómo se sienten sexualmente. El Círculo de Orellana nunca habla de política porque va mucho más allá de la política y, de hecho, si hay algo que nos diferencia es precisamente la diversidad que tenemos.
Comentarios
tracking