29 de enero de 2023

El telescopio espacial James Webb reveló su última imagen de la majestuosidad celestial el miércoles, un reloj de arena etéreo de polvo naranja y azul que sale disparado de una estrella recién formada en su centro

El telescopio espacial James Webb reveló su última imagen, un reloj de arena etéreo de polvo naranja y azul que sale disparado de una estrella recién formada en su centroAFP

Espacio

La protoestrella con forma de reloj de arena que ha captado el James Webb

La «protoestrella L1527» se halla dentro de una nube oscura, en la región de formación estelar de Tauro y solo es visible en luz infrarroja

El telescopio espacial James Webb reveló el miércoles resplandecientes imágenes de una inmensa nube de polvo en forma de reloj de arena en torno a una estrella en formación.
Las nubes, de color azul y naranja, fueron identificadas gracias a la cámara de infrarrojo cercano (NIRCam) del telescopio.
La «protoestrella L1527» se halla dentro de una nube oscura, en la región de formación estelar de Tauro y solo es visible en luz infrarroja.
La joven estrella está oculta de nuestra vista dentro del «cuello» del reloj de arena.
El telescopio espacial James Webb reveló su última imagen de la majestuosidad celestial el miércoles, un reloj de arena etéreo de polvo naranja y azul que sale disparado de una estrella recién formada en su centro

El telescopio espacial James Webb reveló su última imagen de la majestuosidad celestial, el miércolesAFP

Su luz se filtra sin embargo por encima y por debajo del borde de un disco de gases en rotación a nivel de ese «cuello» e ilumina las cavidades dentro del gas y el polvo circundantes, explicaron la Nasa y la Agencia Espacial Europea (AEE) en un comunicado conjunto.
Las nubes se formaron por la colisión entre el material expulsado y la materia que la rodea.
Las zonas azules indican las áreas donde el polvo es más delgado y en las partes más gruesas se forman burbujas anaranjadas.

Una protoestrella de unos 100.000 años

L1527 tiene apenas 100.000 años, por lo cual es un cuerpo celeste relativamente joven, incapaz aún de generar su propia energía mediante la fusión nuclear de hidrógeno, explica el comunicado.
El disco que la rodea, visto como una banda oscura frente al centro brillante, tiene aproximadamente el tamaño de nuestro sistema solar.
El Director de la División de Astrofísica de la NASA, el Dr. Mark Clampin, habla sobre una imagen de la protoestrella L1527 hecha por el Telescopio Espacial James Webb

El Director de la División de Astrofísica de la NASA, el Dr. Mark Clampin, habla sobre una imagen de la protoestrella L1527 hecha por el Telescopio Espacial James WebbGetty Images vía AFP

«Esta vista de L1527 proporciona una ventana a cómo se veían nuestro Sol y nuestro sistema solar en su infancia», destacan los dos organismos científicos.
La nube molecular de Tauro está situada a unos 430 años luz de la Tierra.
El telescopio James Webb empezó a enviar sus primeras imágenes en color en julio, desde su órbita a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra.
Su construcción requirió una inversión de 10.000 millones de dólares y su objetivo es estudiar el ciclo de vida de las estrellas.
Comentarios
tracking