07 de octubre de 2022

Gmail

Gmail

Correo electrónico

Estos son 10 trucos de Gmail muy útiles, pero poco conocidos

La cuenta de Gmail es más que una simple bandeja de correo electrónico y esta es la forma de explotar el máximo potencial del servicio

Con el fin de facilitar algunas de las tareas cotidianas, Gmail introduce continuas mejoras y algunas funciones complementarias del gestor de correo electrónico. Descubre la forma de hacerte un experto del email gracias a estos diez trucos.

Deshacer un correo enviado

Para aquellas ocasiones en las que envías un correo y te invade esa sensación de que algo falla, Gmail te permite retrasar el envío de ese correo electrónico. En el caso de que te hayas confundido de persona, o se te haya pasado escribir algo, en los ajustes del servicio hay una opción que autoriza retrasar el envió hasta 30 segundos.
Esto te permitirá modificarlos o si fuera necesario, borrarlo. Al activar esta opción, te aparecerá un cuadro con la palabra «deshacer» en la parte inferior izquierda de la ventana de envío.

Bloquear contenido ya enviado

El contenido de correo electrónico ya enviado puede ser restringido desde la configuración de Gmail. Puedes limitar que el destinatario se descargue, reenvie, copie o imprima ese contenido. Al redactar el 'email', en la propia ventana hay un botón con un candado y un reloj en la parte inferior derecha para poder configurar estos aspectos. Hay que cambiar los ajustes al modo 'Confidencial'.

Agregar una firma

Esta puede ser considerada de las funciones más conocidas, ya que muchas empresas gozan de ella. En la configuración se puede añadir varios datos como el nombre, el número de teléfono, un logotipo o incluso una imagen.

Encuentra un 'email' perdido

Si necesitas encontrar un correo del que no recuerdas la fecha en la que se envió ni cuando lo recibiste, pero necesitas algún dato importante de este como un archivo adjunto, existe una solución para ello. Gmail es capaz de entender combinaciones de palabras y signos, llamados operadores, que si se combinan con las palabras que buscamos puede acortar los resultados, por lo que habrá una mayor posibilidad de que encuentres ese correo.

Filtrar y clasificar correos

Para evitar perder el tiempo buscando correos que quizá tengas en Spam, o en algún sitio perdido del correo, Gmail te permite crear etiquetas y organizar tus correos por carpetas. Así se organizarán los distintos 'emails' que recibas en la carpeta correspondiente.

Respuestas predeterminadas

Muchas veces acabamos escribiendo el mismo texto en diferentes correos de forma habitual. Por ello, hay un apartado en Gmail que te permite crear bloques de texto predeterminados. Estos se pueden añadir al campo de escritura de correo con un submenú para poder ahorrar tiempo y agilizar el proceso. Simplemente hay que habilitar las respuestas predefinidas y crear así una plantilla. Puedes leer todos tus textos guardados, eliminar o crear unos nuevos.

Separar repuestas de correos

Una de las funciones automáticas de Gmail es que los correos se agrupan de forma predeterminada unos con otros si se trata de un hilo. En ocasiones puede llegar a ser molesto o puede ser innecesario si buscas reenviarle un correo determinado a alguien. Además, si nuevos usuarios se han unido al hilo puedes cometer el error de responder a alguien externo. En la configuración general de Gmail hay que inhabilitar la vista de conversación en el apartado 'Vista de conversación' para separa estos hilos.

Distintas cuentas en una misma

Si necesitas registrarte en un servicio externo con distintos perfiles, pero no buscas crearte una nueva cuenta de correo electrónico aquí tienes la solución. Resulta que los signos ‘.’ y ‘+’ si se intercalan entre las letras del nombre de usuario no modifican la dirección y te permiten hacer esto. Es decir, mateo+gomez@gmail.com es el mismo destinatario que mateogomez@gmail y que mateogome.z@gmail.com. Esta opción sirve también para clasificar los correos que uno recibe, dependiendo de a que perfil haya escrito el emisor.

Gmail sin conexión

Es posible redactar un correo sin conexión y dejarlo pendiente de enviar para cuando vuelvas a estar conectado a la red. Puede ser una opción muy útil en desplazamientos, como en avión.

Pausar la bandeja de entrada

Solo hay que apretar un botón para pausar la entrada de nuevos correos electrónicos en tu bandeja, y volver a pulsarlo para recibirlos. Llegarán de forma inmediata a tu bandeja de entrada una vez lo vuelvas a activar. Esta opción si que requiere un complemento diseñado por terceros.
Comentarios
tracking