Fundado en 1910

18 de julio de 2024

La web de Renfe no acaba de dar el servicio esperado

La web de Renfe no acaba de dar el servicio esperado

Casi 200 millones de euros después la web de Renfe sigue en vía muerta

La compañía volvió a registrar problemas durante la campaña Verano Joven, aunque ha recibido varios lavados de cara millonarios en los últimos años

El mayor operador de ferrocarril en España pasa por momentos complicados en los últimos años. La competencia no le ha sentado bien y la llegada de Óscar Puente al Ministerio de Transporte tampoco le ha puesto las cosas fáciles en un momento donde la competencia es muy dura y se incrementará en el futuro a medida que se liberen el resto de rutas a Ouigo y a iryo.

Su web no es capaz de competir con las de otros operadores que han centrado su política de ventas no solo en precios bajos, también en poner las cosas muy fáciles a sus clientes tanto en su web como en sus aplicaciones para el móvil.

En cola y con errores

La última polémica con la web de Renfe fue tras la operación de Verano Joven y los descuentos anunciados que colapsaron su sistema de ventas. «Estás en la cola para comprar tus billetes. Cuando sea tu turno podrás continuar con el proceso para hacer tu compra». Este mensaje apareció en las pantallas de miles de usuarios que querían adquirir un billete con Renfe o tan solo consultar los horarios de los trenes y se prolongó hasta la noche cuando algunos solo intentaban «comprar un billete para ir a Gandía porque se inauguraba la temporada para ir directo, pero fue imposible comprar los billetes a la primera y lo conseguimos a la tercera con lo que supone de rellenar los datos de todos los pasajeros».

Conseguí comprar un billete a Gandía a la tercera con el desgaste que supone rellenar datos en cada intentoUsuario de la web de Renfe

A simple vista no se puede decir que las webs de Renfe, Ouigo o iryo sean muy diferentes. El escaparate es el esperado para vender viajes de tren, incluso con recorridos que se completan con transbordos u otros medios de transporte para facilitar el recorrido. Pero el problema llega cuando las campañas provocan que los servidores se saturen, los procesos no se completen y todo acabe en una larga cola en las oficinas de la estación de tren de turno para que un empleado solvente el entuerto.

Dos contratos

El pasado mes de noviembre de 2023 Renfe anunció la adjudicación de dos contratos por valor de 164 millones de euros. Uno de ellos de 85,5 millones de euros a Sqills Products BV para la implementación, configuración y explotación del servicio de pasajeros (PSS) y otro de 78,6 millones de euros para el «diseño, construcción, mantenimiento y explotación del nuevo sistema de venta y reserva de billetes de Renfe».

El objetivo era renovar la web y la aplicación, además de las taquillas, máquinas de autoventa y los sistemas de check-in. Las promesas eran cumplir con los estándares europeos y un cambio total que, a día de hoy, no se ha cumplido en vista de los últimos problemas con el Verano Joven.

A estos 160 millones de euros se suman los 700.000 euros de 2019 con los que se pretendía arreglar la «peor web de España»

A estos 160 millones de euros se suman los 700.000 euros de 2019 con los que se pretendía arreglar la «peor web de España» como la calificaban los usuarios en las redes sociales. Allá por 2014, la web recibía 125 millones de visitas pero no todos los navegadores eran aptos para comprar billetes. Antes, en 2009 un Plan Estratégico de Sistemas de Información de Renfe destinó 11,5 millones a un contrato ganado por Indra para renovar la web, entre otros fines, que tampoco tuvo éxito.

El ministro Puente carga contra la libre competencia, pero no analiza públicamente los problemas de Renfe para no poder competir en las mismas condiciones con otras empresas de alta velocidad. Casi 200 millones de euros después, comprar un billete en la web de Renfe no es fácil.

Comentarios
tracking