28 de enero de 2023

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel RodríguezEFE

El Gobierno evita publicar las puntuaciones de las candidatas a la agencia de inteligencia artificial

El malestar es creciente en Granada, una de las favoritas a albergar la sede y que quedó relegada por la ganadora, La Coruña

Aun resuena la polémica sobre la elección de la sede de la Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial (AESIA). En especial en Granada, ciudad que tenía amplias posibilidades de acogerla y que ha quedado desplazada en favor de La Coruña. El lunes pasado el Gobierno hizo el anuncio y subrayó que la ciudad gallega se había impuesto «por unanimidad» en la reunión celebrada ese mismo día y que era la encargada de decidir la ubicación.
Esta decisión suscitó dudas entre los promotores granadinos, puesto que en la resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) un día después no se recogían las puntuaciones concretas de cada ciudad. Por ello, reclaman conocerlas para que sean realmente ciertas las declaraciones del Gobierno que afirman que el proceso ha sido «objetivo y transparente» y se disipen las voces que sugieren que se ha tratado de una decisión política y no técnica.
En el documento oficial, sin embargo, sí que se muestra cómo Granada obtuvo más calificaciones de «excelente» que sus contrincantes. El Ministerio de Política Territorial alega que no incluyeron en la resolución oficial los elementos más débiles de las aspirantes «por no desmerecer ninguna candidatura».
El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que dirige la coruñesa Nadia Calviño, fue clave en la elección de la sede, alegando que la mejor candidatura era la de La Coruña. «El criterio del ministerio de adscripción, favorable a La Coruña, fue desde luego definitivo para la decisión final», expresaron fuentes del Gobierno al medio regional Ideal. De la misma forma, a pesar de no especificarlo en el BOE, desde el Ejecutivo resaltan que hubo dos factores que jugaron en contra de la candidatura granadina: las conexiones aeroportuarias –deficientes a su juicio– y las ayudas que ofrecía la ciudad para el personal desplazado –inferiores a las de las otras candidaturas–.
La primera razón no está sustentada en hechos reales, según los defensores de la candidatura granadina, y es que el aeropuerto de La Coruña tiene las mismas conexiones que el de Granada. Desde el Gobierno indican, sin embargo, que el proyecto propuesto por Granada incluía al aeropuerto de Málaga (a más de hora y media de distancia) como apoyo, mientras que en el caso coruñés contarían con el de la ciudad junto con el de Santiago de Compostela (a unos 45 minutos).

Impugnar el resultado

Tanto en el Ayuntamiento como en la Universidad de Granada mantienen que, conforme a los propios criterios que establece el BOE, la candidatura granadina tendría «la máxima puntuación» para albergar la AESIA, y critican que, una vez analizado el informe de la comisión, se utilicen distintos baremos para, por ejemplo, las publicaciones científicas, que en el caso andaluz, se asocian a la propia ciudad, y en el gallego al sistema de la comunidad autónoma, formada por cuatro provincias.
La Coruña, asimismo, no habría presentado proyecto de prospectiva ni realizado análisis de impacto, según recoge Europa Press de los informes que han realizado los expertos granadinos tras la publicación del BOE, conforme a la cual, si fuera por «motivos técnicos», mantienen que la AESIA debería ir a Granada.

Toque de atención al alcalde socialista

Por su parte, el alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, anunció el pasado lunes que las instituciones y entidades que han apoyado la candidatura de esta capital como sede de la AESIA contemplan la impugnación de la decisión. Cuenca alza así la voz distanciándose de su partido, ejecutor de la decisión, y llegando a dejar declaraciones como «mi partido es Granada».
Ante esta reacción, el PSOE ha pedido al regidor municipal «mesura» en sus críticas. La advertencia la ha realizado el vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que ha defendido la «transparencia» del proceso y ha reclamado a Cuenca que mida el tono de sus declaraciones: «Yo le pediría al alcalde de Granada que mesure sus opiniones a respeto de las decisiones del Gobierno»

Morant defiende el proceso «objetivo»

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, remarcó el miércoles que el procedimiento de elección de Sevilla y La Coruña estuvo marcado por la «transparencia» y por «criterios objetivos», al tiempo que pidió «resaltar las cosas positivas» del proceso de descentralización iniciado por el Gobierno y «no enfrentar a ciudades contra ciudades». «Algunos, una minoría, están anclados en el enfrentamiento entre territorios, en la cultura del agravio», ha lamentado.
En relación a las críticas desatadas tanto en Granada como en comunidades autónomas como Madrid y Aragón –que incluso ha anunciado que estudia plantar batalla judicial por la elección de Sevilla–, Diana Morant ha recordado que, además de la sede, el Gobierno ha repartido en aplicación del Perte aeroespacial 412 millones de euros en todo el territorio nacional.
En el caso concreto de Granada, ha recordado que la ciudad ha logrado «el proyecto de ciencia más importante del país», en alusión al IFMI-DONES, que supondrá una inversión de 700 millones de euros y la generación de 1.000 empleos. «No se puede acusar a este Gobierno de que no apostamos por Granada». La ministra ha subrayado que el procedimiento de descentralización supone abrir «una nueva etapa» con la que el Gobierno quiere «dar oportunidades» a todos los territorios. «Es una política acertada», ha sostenido Morant, para la que el Ejecutivo está «dibujando una nueva forma de construir país».

Temas

Comentarios
tracking