10 de diciembre de 2022

El actor Tom Holland, durante su visita a 'El Hormiguero'

El actor Tom Holland, durante su visita a 'El Hormiguero'Antena 3

'El Hormiguero'

Tom Holland desvela su superpoder en 'El Hormiguero'

El actor británico, que asegura dominar los sueños, reclama que a su traje de Spiderman le pongan una cremallera. Acudió al programa de Motos a presentar 'Uncharted', cuyo guion mandó cambiar para compartir una escena con Banderas

Estrella mundial a los 25 años, Tom Holland se divirtió en El Hormiguero a lo Will Smith. Al contrario que el actor norteamericano el pasado mes, el intérprete británico sí acudió en persona. La visita forma parte de una campaña de promoción que lo ha llevado por «varias ciudades de Estados Unidos, Londres, Barcelona, Madrid, Roma, París, Londres, regreso a Estados Unidos…». «Muy ocupados, pero muy orgullosos», aseguró.
Orgullosos de la película que fue a presentar: Uncharted, basada en el popular videojuego. Se estrena este viernes, pero Pablo Motos ya la ha visto y ejerció de crítico de cine: «Me ha dejado alucinado. La peli es un diez. Sales del cine y no sabes si ir a cenar o tirarte en paracaídas»
«Es un viaje increíble», tomó la palabra Holland, que interpreta al protagonista, Nathan Drake. «La película va de explorar partes del mundo sobre la que solo has leído en los libros, y la verdad es que es una historia de acción épica. Mejor no comer antes, o no comer mucho antes, porque hay mucha emoción», recomendó.
Se tuvo que entrenar duramente para aguantar la exigencia del rodaje. «Una de las cosas que tuve que aprender a hacer fue caerme de cara. Porque prácticamente todas las escenas de acción acaban conmigo chocándome contra una caja, cayéndome contra una caja, atravesando una caja, chocando contra un coche, cayéndome de un avión», enumeró. Cuando estaba leyendo el guion, yo pensaba: ‘Dios, esto va a ser una pesadilla’. Pero la verdad es ha sido maravilloso, y he disfrutado muchísimo y las escenas son espectaculares». «El problema es al día siguiente. Te tiras del avión, y todo bien. Pero al día siguiente no te puedes levantar, y tienes que ir al rodaje y repetirlo todo otra vez», contó divertido. Especialmente dura fue una escena, una pelea a bordo –y en el exterior– de un avión que tardó cinco semanas en rodarse.
Para quien nunca ha jugado al videojuego, el protagonista resumió el argumento: «Es una historia de exploración de un joven huérfano que busca a una familia, y encuentra una familia con Sully, que interpreta a Mark Wahlberg, y se ponen a buscar el tesoro más grande del mundo». En todo caso, se han querido diferenciar. «Decidimos que no queríamos que fuese una copia del juego. Ha vendido cuarenta millones de copias en el mundo y tiene muchísimos fans. Queríamos asegurarnos de darles algo nuevo. Lo que les contamos es la primera aventura de Nate y Sully. Lo bueno para los fans es que es una aventura nueva, y para los que no han jugado al videojuego es una historia de orígenes, o una especie de bienvenida al mundo de Uncharted».
Antonio Banderas hace de malo. El guion no contemplaba ninguna escena juntos, así que Holland pidió que se reescribiese. «Yo estaba emocionadísimo de trabajar con él, pero leí y el guion y vi que no teníamos ninguna escena juntos. Y hablamos con el director, los productores, y nos pusimos todos de acuerdo en que el protagonista se reuniera con el malo en alguna escena, y tuvimos la suerte de por lo menos rodar una escena con él, y fue muy especial».

El problema de Spiderman

Teniendo a Tom Holland en el plató, Motos no desaprovechó la ocasión de preguntar por la saga de Spiderman. Primero lo puso en una disyuntiva. Si tuviese que elegir entre Spiderman y Nathan Drake, el nuevo Indiana Jones, con quién se quedaría. Supo salirse por la tangente: «Sería muy difícil. Las películas de Indiana Jones han influido muchísimo en nuestra película, nos ha inspirado muchísimo, y hemos intentando rendirle homenaje. Pero si me preguntas si me quedo con Spiderman o con Indiana Jones, yo con Spiderman».
Contó una curiosidad. El traje del hombre araña no tienes cremalleras. «Lo he intentado muchísimas veces. Pero se les olvida, y luego estás bebiendo y dices: ‘¡horror! Voy a tener que ir al baño’. Y te lo tienes que quitar todo. Y no es nada cómodo». Tarda «media hora, cuarenta minutos» en sacarse al traje. Y eso que ha mejorado con la práctica: «Antes tardábamos muchísimo más».

Un trastorno y un superpoder

También desveló un trastorno que padece. Y un superpoder que tiene. Es sonámbulo. «Solo me pasa cuando estoy muy muy cansado. Me suele pasar al final de un rodaje, cuando yo estoy agotado. Lo que suele pasar es que me despierto, me lleno la bañera pero luego no me meto en la bañera. Voy al baño por la mañana y me doy cuenta que la bañera está llena de agua, así que en algún momento me he levantado, me llenado la bañera y me vuelto a meter en la cama».
Pablo Motos y Tom Holland, durante la entrevista a este último en 'El Hormiguero'

Pablo Motos y Tom Holland, durante la entrevista a este último en 'El Hormiguero'

Es sonámbulo, pero a la vez puede dominar los sueños. Explicó cómo lo hace. «Se llama sueño cognitivo. Te programas una alarma para cada hora del día, y, cuando suena la alarma, miras algo, lo lees, apartas la mirada, vuelves a mirar y luego lo vuelves a leer. Eso lo haces cada hora de cada día, durante días y días. Para lo que sirve es para que puedas hacer lo mismo mientras duermes. Y como el cerebro funciona tan rápidamente cuando estás soñando, cuando lees, apartas la mirada y lo vuelves a leer, ha cambiado, y entonces te das cuenta de que estás durmiendo y ya puedes hacer lo que quieras».
Holland llevo haciendo lo que quiere durante toda su carrera. Empezó triunfando en el teatro, de adolescente, como Billy Elliot. Ha sido Spiderman. Ahora es Nathan Drake. Y en el futuro será Fred Astaire. Como superhéroe que es, no tiene miedo a encarnar al bailarín más famoso, y elegante, de la historia del cine.
Motos hizo todo un despliegue en las secciones para impresionar al invitado, y lo consiguió. Para acabar, montaron un cine en el que se pusieron a ver la película con VIPs residentes en España. En primer fila estaba el madridista Marcelo, al que se abrazó e hizo una reverencia en plan adoración.
Comentarios
tracking