07 de octubre de 2022

El actor Alec Baldwin en Nueva York

El actor Alec Baldwin en Nueva YorkGTRES

Alec Baldwin, contra las cuerdas: su arma no pudo dispararse sin apretar el gatillo, según el FBI

Las pruebas forenses revelan que el actor mintió al contar su versión de los hechos

Alec Baldwin está contra las cuerdas. Las pruebas forenses del FBI arrojan resultados muy claros: el arma que tenía el actor entre sus manos y que acabó con la vida de la directora de fotografía, Halyna Hutchins, no se podría haber disparado sin apretar el gatillo. Esta información choca con el testimonio de Baldwin, que aseguró que en ningún momento había apretado el gatillo y que el arma se disparó sola. El actor concedió una entrevista en ABC News, donde se defendía alegando que «no se apretó el gatillo. No apreté el gatillo», explicaba tajante.
un memorial en honor a Halyna Hutchins

un memorial en honor a Halyna HutchinsGTRES

En un primer momento, la Oficina del Investigador Médico de Nuevo México, archivó el caso como un fatídico accidente porque «la revisión de los informes policiales disponibles no mostró ninguna demostración convincente de que el arma de fuego se cargó intencionalmente con munición real en el set», según se podía leer en el informe. Parecía entonces que el actor quedaba exento de toda culpa, aunque no iba a librarse del cargo de conciencia que arrastraría el resto de su vida, sin embargo las pruebas forenses dan un giro radical al caso. Tras las nuevas informaciones, los detectives están esperando registros telefónicos de Alec Baldwin como parte de la investigación.
El actor Alec Baldwin con la policía durante el interrogatorio tras el accidente

El actor Alec Baldwin con la policía durante el interrogatorio tras el accidenteGTRES

Los hechos se remontan a octubre del año 2021, cuando el actor mató a una de las trabajadoras durante el rodaje de la película Rust en Nuevo México. La escena indicaba que Baldwin debía disparar un arma de fuego que debía ser de fogueo por motivos de seguridad, sin embargo estaba cargada por un motivo desconocido. Desafortunadamente, la bala impactó contra la directora de fotografía de la película, Halyna Hutchins, una mujer de 42 años que falleció a consecuencia de las heridas del disparo. También resultó herido el director, Joel Souza, que permaneció ingresado en estado de gravedad aunque tuvo más suerte que su compañera y logró salir con vida de allí.
Las imágenes del interrogatorio al que sometieron al actor salieron a la luz y eran realmente impactantes. Baldwin confesaba que creía que la fallecida se había mareado, y fue entonces cuando dos policías se encargaron de decirle que no había logrado sobrevivir al disparo. Las dos agentes le explicaron que preferían que se enterara allí con ellas que en la calle por los periodistas. El actor lanzó su móvil sobre la mesa y se colocó la mano sobre la boca en señal de asombro, ya que no podía creerse que hubiera matado a una persona. Ante su reacción, una de las policías le preguntó: «¿Hay algo que podamos hacer por usted?», pero el actor parecía estar en estado de shock y no conseguía articular palabra hasta que finalmente gritó: «¡Quiero llamar a mi mujer y luego irme!». Se levantó y salió de la sala aparentemente afectado. Sobre la productora cayó una multa de 136.793 dólares por no cumplir con las medidas de seguridad en relación con el uso de armas de fuego. Por su parte, la familia de la fallecida ha demandado al actor y al resto de la productora, y finalmente se suspendió el rodaje de la película.
Comentarios
tracking