Fundado en 1910

16 de julio de 2024

libros dia de libro

Día del Libro 2022

Esto no estaba en tu lista de libros pendientes

Diez novedades editoriales de lo que llevamos de 2022 que quizá hayas pasado por alto

El dúo de reseñistas de El Debate, Gonzalo Núñez y María Campos, nos recomiendan en este artículo una serie de recomendaciones literarias, a su juicio, imperdibles para este Día del Libro 2022. Te traen de todo y para todos los gustos: ensayo, ficción, novela histórica, lingüística... Y te garantizamos que en esta lista vas a encontrar ese título que va a despertarte la curiosidad y que probablemente aún no tenías apuntado. ¿Los repasamos? ¿Se habrán olvidado de algún imprescindible?

Los cinco de Gonzalo Núñez

Obra Maestra de Juan Tallón. Anagrama, 328 págs. Está sin duda entre lo mejor de la narrativa en español de principios de año y raro será que no figure en la lista correspondiente a finales del mismo. Tallón renuncia a «hacer literatura» para firmar un gran libro. En la a veces predecible mecánica editorial, Obra maestra descuella por originalidad y, sobre todo, pericia narrativa. A través de una gran cantidad de testimonios (entre reales, ficticios o recreados), este libro desmenuza la misteriosa desaparición de una escultura de Richard Serra de 38 toneladas y, de paso, o sobre todo, investiga sobre el sentido del arte y la autoría, el urbanismo y la función (o disfunción) de la administración.

Las almas muertas de Nikolái Gógol. Nórdica, 456 págs. Las recuperaciones de clásicos por parte de Nórdica, bellamente ilustrados sea en la cubierta como en el interior, brindan siempre una buena ocasión para acercarse por primera (o segunda o tercera) vez a obras del calibre de Las almas muertas. En este caso, además, con el aliciente de conocer en sus más altas cimas creativas a uno de esos autores capitales en lengua rusa nacidos en Ucrania. Publicada en 1842, narra las andanzas del terrateniente Chíchikov en busca de campesinos muertos (de ahí el título) para registrarlos y acceder a tierras cedidas por el emperador.

Malaventura de Fernando Navarro. Impedimenta, 192 págs. Quien no vea a Andalucía en el molde del wéstern o no entiende mucho de wéstern, o no conoce bien Andalucía. El guionista Fernando Navarro se ha pasado a la narrativa con esta colección de estampas e historias en las que el espíritu del Oeste se domicilia en tierras de Andalucía oriental y converge con los gitanos y guardias civiles de Lorca. La editorial Impedimenta lleva ya un tiempo empeñada en mostrar que los géneros pueden ser patrios. Malaventura logra una unión natural donde el lenguaje y el dialecto marcan la poética aspereza de estas historias tremendistas.

Cinco inviernos de Olga Merino. Alfaguara, 272 págs. Olga Merino tenía a América Latina entre ceja y ceja cuando la corresponsalía de Moscú de El periódico de Cataluña quedó vacante. «Algunos no dan un duro por mí, no creen que aguante». Cinco años, cinco inviernos resistió Merino en la Rusia recién nacida tras el derrumbe de la URSS. A caballo entre las memorias y el diario, la periodista y escritora nos guía, con pasión pero desde los miedos y dudas de entonces, por el laberinto moscovita en tiempos convulsos. Merino es testigo de excepción de los mecanismos de un pueblo y un país que, según el famoso adagio de Churchill, constituyen «un enigma dentro de un misterio».

Franziska Scheler de Bernard Von Brentano. Alianza, 480 págs. Tal vez hayan escuchado comparaciones, más o menos odiosas, de la España y la Europa actuales con la Alemania de la República de Weimar. Esta recuperación por parte de Alianza Editorial de una novela romántica y social ambientada en el Berlín de los años 20 ofrece claves sobre la vida en democracia al borde del abismo totalitario. Como si le guiara la añoranza, Brentano jamás nombra a Hitler y su historia se queda a escasos años del ascenso al poder de los nazis. No va más allá, pero retrata de manera por lo demás amena el descrédito y el escepticismo de la propia burguesía liberal para con la República de Weimar.

Los cinco de María Campos

Gente que cuenta de Anatxu Zabalbeascoa. Círculo de Tiza, 464 págs. Que me llamen exagerada, pero para mí este libro es un Entrevistas de The Paris Review patrio. Anatxu es periodista y lleva entrevistando para El País Semanal desde 1993. Pero, sobre todo, es a sucker for knowledge, una persona obsesionada con aprender de quien se le pone delante. Por eso en este volumen, en el que además de sus conversaciones con gente del mundo del arte, literatura, arquitectura y música se incluye todo aquello que en las entrevistas originales no podía contar (esto es: el cómo, el dónde y el desarrollo de los encuentros), nos permite entrar a curiosear en las vidas de personalidades tan ilustres en lo suyo como Patti Smith o Jacobo Siruela. O Ian McEwan y Delphine de Vigan. O Miguel Milá y Mary Karr. 27 entrevistas para todos los gustos.

«Gente que cuenta» de Anatxu Zabalbeascoa

«Gente que cuenta» de Anatxu ZabalbeascoaCírculo de Tiza

Más vivos que nunca. El latín y el griego en la actualidad de Adrián Martínez Echarri. Editorial {Pie de Página}, 139 págs. Hoy en día el debate sobre la utilidad de la enseñanza del latín y el griego está bien candente, y con este librito tan ameno nos armaremos de argumentos y datos que arrojar a nuestros interlocutores cuando se pongan chulos con las lenguas muertas. ¿O acaso no saben que nuestra cultura está llena de referencias y etimologías que hunden sus raíces en las civilizaciones clásicas? ¿O que sus formas de entender el mundo es lo que nos ha convertido en la sociedad que somos hoy? ¿No merece esa herencia que le prestamos atención? ¿Aceptamos con una sonrisa la ubicuidad del inglés y sentenciamos con ignorancia la supuesta inutilidad del latín? En este libro se repasan muchas de esas influencias y el legado cultural y social que debemos a nuestros antepasados. Qué lenguas muertas ni muertas: están más vivas que nunca.

Laurus de Evgueni Vodolazkin. Editorial Armaenia, 470 págs. A propósito del conflicto bélico, recomiendo a este autor que bien podría ser el epítome de la actualidad: ucraniano y especializado en cuestiones rusas. Esta novela, galardonada con dos de los premios literarios rusos de más prestigio, se ambienta en la Rusia de finales del XV, en una época en la que las plagas y la peste asolan el país. Su joven protagonista aprenderá de su abuelo, el curandero local, todos los remedios por él conocidos para más tarde cruzar Europa ofreciendo sus conocimientos curativos. Dolido por la repentina muerte de la mujer de la que se había enamorado, dará comienzo a un viaje por diversos países donde que se cruzará con toda clase de personajes, pero en el que sobre todo aprenderá una lección sobre el sacrificio y la fe.

«Laurus» de Evgueni Vodolazkin

«Laurus» de Evgueni VodolazkinEditorial Armaenia

La nostalgia de la Mujer Anfibio de Cristina Sánchez-Andrade. Anagrama, 272 págs. No me cansaré de decir que CSA es la mejor en lo suyo, como tampoco desaprovecharé esta nueva oportunidad con motivo del Día L para volver a recomendarla. En esta nueva novela, nos traslada a la isla gallega de Sálvora, cuando una madrugada de enero de 1921 el naufragio de un barco inglés cambiará el rumbo de esa aldea. Pero este evento no solo afectará y enfrentará a sus habitantes, sino que hará que también se trencen, a nivel doméstico, las vidas de tres mujeres de una familia en la que se guardan muchos secretos. Si la historia consigue atrapar desde la primera página, la prosa de su autora deleita a cada frase. Imperdible.

Gastrosofía de Eduardo Infante y Cristina Macía. Editorial Rosamerón, 304 págs. Rosamerón es una editorial que nació a principios de 2022 con Gregorio Luri a la cabeza. A pesar de su juventud, cuenta ya con cuatro –hermosísimos– títulos entre los que queremos destacar este tratado de filosofía escrito desde el estómago (en su acepción más poética). Gastrosofía recorre los pensamientos en torno a la comida de filósofos ilustres como Pitágoras, Sócrates, Platón, Hegel o Kant, pero también sus vicios y manías dietéticas. Se incluyen, además, recetas de las diferentes escuelas filosóficas, lo que confirma a esta deliciosa obra como un libro para chuparse los dedos.

Comentarios
tracking