08 de diciembre de 2022

Fernando Alonso durante los primeros entrenamientos en Australia

Fernando Alonso durante los primeros entrenamientos en el GP de AustraliaEFE

FÓRMULA 1

¿Puede Alonso optar al asiento de Hamilton? Las claves de un futuro incierto

Aún con la incógnita de su futuro en Alpine, el piloto español tendría una vía en Mercedes, pero para llegar a ello hay que pasar por la cabeza del piloto inglés

A Fernando Alonso se le acaba el tiempo para decidir su futuro en la Fórmula 1. Queda aún mucha temporada, pero los componentes del próximo curso se deciden en estos meses de verano. Y es ahí donde Alonso espera un gesto, una decisión, una llamada.
El contrato de Fernando Alonso con Alpine se acaba este año y la renovación está aún a la espera. En la escudería francesa no avanzan nada y van dejando mensajes contradictorios. Antes del último Gran Premio de Mónaco, Luca de Meo, CEO del Grupo Renault, ya dejó caer el nombre de Oscar Piastri, tercer piloto de Alpine y campeón de Fórmula 3 y Fórmula 2. «Fernando tiene 41 años y Piastri 21. El momento del cambio llegará. Fernando es una leyenda, no podemos decidir apartarle como si fuera un empleado más de Alpine, tiene que querer él también», dijo De Meo.
Con la vía de Alpine cada vez más engrasada, y con la puerta cerrada al sueño de Red Bull una vez que Sergio 'Checo' Pérez acaba de renovar, las miradas se van a otras escuderías. Y a la que muchos miran es a Mercedes y los ojos están en el futuro de Lewis Hamilton.
El británico, siete veces campeón del mundo, está viviendo la peor temporada de las últimas 10 en la Fórmula 1. Lejos de la lucha por el Mundial, a 75 puntos de Verstappen tras las primeras siete carreras, pocas opciones tiene en un año que bien puede ser de transición o de final. Sin estar cerca nunca de la victoria, lo máximo a lo que ha podido aspirar Hamilton ha sido a un tercer puesto en Bahrein, primera prueba del Mundial. Desde entonces ha rozado alguna que otra vez el podio sin llegar a conseguirlo. Y así vive esta temporada, con clasificaciones pobres y con luchas menores.

Hamilton coqueteó con decir adiós, pero finalmente se decantó por seguir para no dejar la imagen de una persona derrotada en su final

Con 37 años, la eterna duda en el paddock sigue estando muy presente: ¿Aguantará Hamilton un año más? Ya el año pasado, tras perder el Mundial en la última vuelta ante Verstappen, dejó la incógnita abierta durante varias semanas. Coqueteó con decir adiós, pero finalmente se decantó por seguir para no dejar la imagen de una persona derrotada en su final. Su carácter ganador (lleva ocho años siendo o primero o segundo en la clasificación final) no coincide con el momento que vive y su esfuerzo se centra en 2023... si es que sigue.
Hamilton no se puede permitir un año igual que este y es por ello que ya ha avanzado que o le dan un coche competitivo o su final puede llegar en el próximo mes de noviembre. «Hay una gran cantidad de cosas que no querría de este coche en el monoplaza del próximo año», comentó hace pocas fechas el piloto avanzando así que no aguantará otra temporada así. «Creo que tenemos que descubrir lo que está mal en este coche antes de hacer otro», añadió.

Mercedes no tiene perfilado ningún sustituto

La incógnita de Hamilton abre una esperanza de futuro para Fernando Alonso, que quedará a la espera de la decisión del inglés. A favor tiene que en Mercedes se le ve bien y ya desde 2016 -cuando se fue Rosberg- dejaron caer la idea de que tener al piloto asturiano en su equipo sería un honor. También que actualmente Mercedes no tiene ningún piloto de la casa a la vista y es una escudería obligada a fichar en caso de que se vaya Hamilton. Y Alonso en ese contexto es la opción más viable. Sin embargo hay más razones en contra.
La primera es muy reciente. Lo que ocurrió en las calles de Mónaco, con Fernando frenando a Hamilton en muchas vueltas, ha envalentonado a la escudería británica. Se han quejado de la actitud del español e incluso han pedido cambiar el reglamento por ello. También que a Alonso solo se le podría ofrecer ser segundo piloto, ya que George Rusell es el futuro de Mercedes y la persona llamada a heredar el liderazgo inglés. El asturiano, eso sí, es consciente de ello y sabe que si cambia de escudería para ir a una mejor solo le espera el segundo asiento.
Con ello, la opción de ver a Alonso en Mercedes, coche con el que posiblemente se pueda competir por los podios en un futuro, pasa por la cabeza de Hamilton. Si el inglés dice que abandona la F1 la escudería mirará rápidamente a Alonso. Hay una parte que trastocaría el nuevo plan: si Lewis tarda mucho en decidir su situación Alonso se vería abocado a gestionar antes su futuro.
Comentarios
tracking