01 de diciembre de 2022

Kylian Mbappé dejó pasar la oportunidad y en el Real Madrid recuerdan su traición

Kylian Mbappé dejó pasar la oportunidad y en el Real Madrid recuerdan su traición

Mbappé vuelve a tontear con el Madrid y el club le avisa: nunca le fichará

El jugador filtra que puede marcharse del PSG en dos años y la casa blanca no admite su comportamiento, se siente utilizada, traicionada y engañada, y nunca le hará otra oferta; buscará otros delanteros

Kylian Mbappé vuelve a dejarse querer tres meses después de traicionar al Real Madrid. La estrella francesa no para de filtrar que su contrato firmado con el PSG puede permitirle marcharse dentro de dos. Tontea de nuevo con el club blanco, ese al que vino con catorce años de la mano de Zidane, cuando se quitó sus zapatillas en el coche del mito francés, y que ha rechazado ocho años más tarde. Ahora el rechazado, el descartado, es él.
Hay una cosa bien clara en la cúpula de la entidad. El Real Madrid nunca realizará otra oferta al futbolista parisino. Nunca jugará en la casa blanca. El mejor tren del mundo del fútbol pasó por delante de su casa y no quiso subirse a él. Es más, dijo que se subiría a ese tren, que paró especialmente para acogerle, y a la hora de la verdad desapareció y se fugó por la estación. Mbappé desaprovechó una oportunidad que no vuelve a pasar y que miles de futbolistas desearían vivir. El francés lo sabe. Nunca será un ídolo del Bernabéu. Nunca jugará en el equipo más afamado del mundo.
¿Por qué? se preguntarán quienes dejan la ética en un segundo plano y sólo ven el interés deportivo y comercial. El campeón de Europa ha cerrado esa puerta sencillamente porque el jugador le ha traicionado. El Real Madrid piensa ya en otros delanteros de futuro porque se siente engañado por Mbappé. Piensa la empresa del Bernabéu que fue utilizada por la familia para obtener al final una ficha de 96 millones de euros netos anuales más una prima de fichaje de otros 100. Y con el Real Madrid no se juega. Puedes engañarle una vez, pero a partir de ahí esa puerta está cerrada.
Hay otros dos capítulos claves en este «no» definitivo del Real Madrid al delantero. El primero es la cobardía del jugador para comunicar a Florentino Pérez que no venía en un mero mensaje de SMS. Sabía que lo había hecho tan mal que ni se atrevió a coger el teléfono para decírselo personalmente, cuando durante meses dialogó abiertamente con Florentino Pérez y durante años con Zinedine Zidane. La segunda es que la afición madridista no quiere saber nada del jugador. Se siente tan engañada como el club y eso es determinante.
El Real Madrid tampoco soportaría otra vez las vicisitudes de un futbolista que a la postre no firma y que te comunica el «no» en mayo. La institución no volverá a pasar por esta incógnita, con la duda de una negativa final. A partir de ahora toda negociación tendrá una fecha límite del mes de marzo. Si en ese momento no está firmado el fichaje, el club buscará otros jugadores.
Mbappé ahora filtra que su contrato dura dos años: tiene aún en mente al Real Madrid

Mbappé ahora filtra que su contrato dura dos años: tiene aún en mente al Real MadridAFP

Es verdad que Mbappé soportó muchas presiones sociales en Francia y que las llamadas de Macron y de Sarkozy le vinieron muy grandes. Pero los profesionales de este nivel deberían tener buenos consejeros y lo mínimo que pudo hacer es llamar a Florentino Pérez y decir la verdad, dando la cara. No la dio. Se escondió. «Ya no llama», decía el club español en el mes de mayo. Y en efecto nunca llamó más.
Hay que dejar las cosas muy claras. Kylian Mbappé tenía, tuvo, tiene y tendrá todo el derecho a firmar por quien quiera, pero las formas son decisivas. Se comportó mal con una casa que le trató muy bien durante ocho años. Zidane fue su enlace habitual durante un trienio. Su cobardía para responder a esa relación con un mero SMS al presidente lo dice todo. Mbappé está muy mal dirigido, mal gestionado. Podrá haber ganado todo el dinero del mundo engañando a todos, pero sus comportamientos son impresentables. Su padre y su madre solo buscaban dinero y en el Real Madrid vieron claro que todo se torcía cuando la madre empezó a pedir 100 millones de prima de fichaje. Hasta 200 llegó a solicitar.
Ahora, con ese comportamiento, Mbappé ha entrado en la lista negra que abrieron Ozil y Di María, tan mal aconsejados como el parisino. Con Florentino Pérez hay una máxima: una y no más. Cruz y raya. No volverá a pasar por esa situación. La casa blanca creyó en la palabra del jugador y el jugador no tenía palabra. Desde ahora todo tendrá que ser firmado en el Real Madrid. El hecho de un acuerdo verbal ha supuesto que donde el francés dijo digo luego dijo Diego. La cúpula de la empresa se confió y en este planeta del fútbol no te puedes fiar de nadie.
Mbappé, como Neymar, ha elegido el dinero y está en su derecho. Pero ya sabemos dónde ha abocado la carrera de Neymar. Cristiano también se equivocó al pedir dinero y más dinero a Florentino Pérez. Se marchó hace cuatro años y su carrera ha sido un constante descender. Hoy es suplente en el United. Qué decir de los errores de Sergio Ramos.

El Real Madrid nunca realizará otra oferta al futbolista parisino. Nunca jugará en la casa blanca. El mejor tren del mundo del fútbol pasó por delante de su casa y no quiso subirse a él

Mbappé ha perdido una oportunidad única y quizás nunca sea el mejor jugador del mundo, porque jugando en el PSG nunca podrá ser catalogado el mejor. Tendrá que ganar la Champions varias veces, así como Mundiales y Eurocopas con Francia, para ser considerado el número uno. La Liga francesa es el torneo de la galleta y por muchos goles que metas por la escuadra nunca te darán crédito.
Mbappé está olvidado para el Real Madrid. Es caso cerrado. En este aspecto Florentino Pérez sí que puede decir ahora mismo «never, never, never». Y será verdad.
Comentarios
tracking