Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Los jugadores del Atlético cabizbajos tras la derrota ante el Alavés

Los jugadores del Atlético cabizbajos tras la derrota ante el AlavésEFE

El camaleónico Atlético de Madrid y los datos detrás de su diferencia de rendimiento como local y visitante

Las últimas derrotas en Dortmund y Vitoria, después de venir de ganar como local al propio Borussia y al Girona, han reavivado el debate de por qué el equipo tiene un rendimiento tan dispar dependiendo de dónde juegue

Pocos equipos palidecen tanto jugar lejos de su estadio como lo hace el Atlético de Madrid esta temporada. Los datos no mienten y la temporada se le ha ido a los de Simeone por su incapacidad no ya para replicar lejos lo que hace en casa, sino simplemente para ofrecer un rendimiento considerado aceptable cuando actúa de visitante. El gran lunar del Atlético este curso.
Si solo contaran los puntos que se consiguen como local, el Atlético de Madrid iría segundo en la Liga a tan solo un punto del Real Madrid. Su récord en el Metropolitano es de 43 puntos sobre 48 posibles. Una cifra realmente positiva. Tan solo se ha dejado puntos en la reciente derrota ante el Barcelona (0-3) y en un empate ante el Getafe (3-3) el pasado mes de diciembre. Ha ganado al Real Madrid, al Girona o a la Real Sociedad.
Fuera de casa, sin embargo, los números caen brutalmente. Son apenas 21 puntos sobre 48 posibles, menos de la mitad, que le dejan como séptimo clasificado en la clasificación de puntos visitantes. Es decir, si en casa rinde como un aspirante al título, fuera de la misma lo hace como un candidato a la Conference League.
En 16 partidos, en casa ha anotado 37 goles mientras que fuera de casa tan solo ha marcado 22. El equipo ataca menos y ataca peor cuando no actúa en casa. En casa ha encajado 17 goles y fuera de casa 21.
En Champions League ha logrado meritorias victorias ante el Inter de Milán y el Borussia Dortmund en el Metropolitano en las rondas eliminatorias, pero perdió ante ambos fuera de territorio español. En la fase de grupos sumó un 9/9 de local con 11 goles anotados y tan solo dos encajados, mientras que como visitante logró cinco puntos sobre nueve con seis goles anotados y cuatro encajados.
Simeone, cabizbajo tras la derrota de su equipo ante el Athletic el pasado mes de diciembre

Simeone, cabizbajo tras la derrota de su equipo ante el Athletic el pasado mes de diciembreGTRES

En la Copa del Rey fue capaz de eliminar al Real Madrid y al Sevilla jugando a partido único en el Metropolitano, pero claudicó ante el Athletic Club en semifinales especialmente cuando tuvo que ir a San Mamés y se fue con un contundente 3-0 en contra.
Se puede decir, por tanto, que su mal rendimiento fuera de casa le ha costado las tres competiciones, que es como decir la temporada. ¿Por qué les ha pasado esto? ¿Cómo puede cambiar tanto un equipo si juega en casa o lo hace fuera?
Actuando de local, aupado por su gente, el Atlético impone los guiones de partido que le interesan. Sin importarle lo más mínimo quién está enfrente. Sale jugando desde atrás, asume riesgos y se entrega a lo que le dan Koke y Griezmann en sus intervenciones con balón. Sin balón busca presionar arriba, adelanta el bloque y quiere incomodar los primeros pases del contrario. Consciente de que ya no tiene estructura ni jugadores para resistir abajo, quieren pasar el menor tiempo posible ahí. El equipo se echa hacia delante e inclina los partidos hacia la portería contraria.
Actuando lejos del calor de su afición, sin embargo, es como si el Atlético asumiese un papel de inferioridad que no le viene nada bien. En lugar de presionar, recula. El equipo se mete atrás y allí no hay pilar que logre capear el temporal. Dortmund fue sintomático: tras un partido de ida donde dominaron a partir de la presión, salieron a Alemania dispuestos a aguantar el resultado. Se fueron 2-0 al descanso. Tras el descanso, necesitando marcar, se fueron hacia delante y lograron empatar el encuentro... solo para posteriormente volver a recular, encajar otros dos y despedirse de la competición.
Lo que cuesta comprender es por qué Simeone, uno de los entrenadores más brillantes de la última década y que ha logrado reinventar de manera brillante a este Atlético, no pone más empeño en que su equipo, fuera de casa, no se hunda y le permita al rival crecer y sentirse superior. Porque el Atlético es mucho mejor equipo de lo que sus resultados fuera de casa marcan. Pero no logra demostrarlo.
Comentarios
tracking