17 de agosto de 2022

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

La ministra de Asuntos Económicos, Nadia CalviñoFernando Sánchez - Europa Press

Análisis económico

El PIB decrece un 0,5 % a precios de mercado y lo dice el INE

Las cifras son peores de lo que nos están diciendo

La ministra Calviño es más conocida por «no acierto nada de nada»: cada vez que hace una predicción sobre la economía española, unos meses después siempre tiene que rectificarla. Además, las cifras rectificadas son a su vez modificadas de forma anticipada por todas las instituciones nacionales e internacionales, de tal manera que, desde que está en el Gobierno, no ha acertado ni por casualidad.
Quizás debería hacer un pequeño esfuerzo, quitarse la «i» de su nombre y, por lo tanto, siempre podría hacer gala de que al menos su nombre la precede.
«Nada Calviño», en la búsqueda del culpable a su inmensa cantidad de desastres, ha decidido culpar al INE de que no le da los datos que ella quiere, y ha anunciado que se va a pasar por la piedra al actual presidente del INE para llevarse a esta organización que depende de ella al que era responsable de la Seguridad Social, dependiendo del ministro que acierta alguna vez , pero siempre a la tercera o cuarta propuesta.
«Nada Calviño» quiere que, a partir de ahora, los datos que ofrezca el INE se cocinen como los cocina Tezanos con el CIS. Lo que se le olvida a Doña Nada es que el INE sigue la metodología marcada por Eurostat, y que el Instituto no se la puede saltar, porque de hacerlo, Doña Nada de Nada, puede ser llamada a capítulo por la Comisión Europea y cerrarse definitivamente su vuelta a Bruselas a calentar pandero, que es lo único para lo que va a quedar después de sus enormes pifias.
De todas maneras, hoy voy a intentar enseñarle a Doña Nada que es absurdo cambiar de ejecutivo cuando el actual, en lugar de cantar La Traviata y decirnos que Violeta va a morir de tuberculosis, nos canta el Vinceró de Turandot, para decirnos que el PIB ha crecido a precios constantes un 0,2 %. Doña Nada se enfada, en lugar de darle las gracias al presidente del INE, por no decirnos a todos los españoles que a precios corrientes el PIB ha caído un 0,5 %, a pesar de la inflación del 9,8 % que tuvimos al final del primer trimestre y que tendría que «acongojarnos a todos».
Si, Doña Nada, el PIB ha caído a precios corrientes un 0,5 %, y eso se lo voy a enseñar ahora mismo
Para obtener estos datos, lo más sencillo es teclear en Google INE Contabilidad Nacional Trimestral. Hacia mitad de página te da la posibilidad de descargar varias formas del PIB. Escoges PIB por Demanda y dices que te lo descargue a una hoja Excel, y de ahí tiene los datos desagregados. Lo único que he hecho ha sido escoger las grandes partidas y no las desagregadas.
Este es el resultado que proporciona el INE. No facilita el resultado a precios constantes. Para saber el resultado a precios constantes hay que ir a la Nota de Prensa sacada el 24 de junio y tampoco encontrarás los resultados. Solo facilita los porcentajes de cada una de las variables. No indica cuál es el deflactor que se ha utilizado para decir que el PIB crece un 0,2 %. Lo que indica la nota de prensa es que es inferior al del trimestre anterior.
Por lo tanto, si el INE dice que hemos crecido un 0,2 % a precios constantes, yo me lo creo, porque sé que el INE no hace trampas, pero lo que publica es justo lo contario, y es que hemos decrecido un 0,5 % con respecto al trimestre anterior a precios corrientes, que incluyen el 9,8 % de inflación.
Analicemos por un momento lo que nos ha pasado a precios de mercado.
El consumo ha crecido un 1,0 %, que evidentemente significa que nos hemos dado un bofetón, porque hay que quitarle el efecto del IPC, que es el 9,8 %, porque ese es el acumulado al tercer mes. Si calculásemos la media de la inflación, sería de un 3,3 %. Por lo tanto, con un crecimiento del 1 %, la realidad es que el consumo ha caído y de forma sustancial.
Las inversiones han disminuido un 1,3 %, con lo cual ya tenemos que hay un tremendo miedo a invertir en este período. Si además corregimos con la inflación, el desastre es monumental.
Las exportaciones afortunadamente crecen un 4,9 %. Aunque las importaciones aumentan un 8,0 %, todavía la balanza de pagos es positiva. Veremos qué pasa en los próximos meses con el encarecimiento de todos los productos que importamos para sostener nuestra economía, como son el petróleo y el gas.
Por lo tanto, el resultado oficial del INE a precios corrientes es una caída del PIB del 0,5 %. Esta es una de las más crudas realidades que el INE no ha querido contarnos, para no molestar a Doña Nada.
Si a pesar de esto quieren quitar al actual presidente del INE, es que están dispuestos a subvertir la realidad. Quieren hacerse con el mando de los datos oficiales para manipularlos. Son unos auténticos facinerosos dirigidos por el mayor bandolero que ha habitado hasta ahora en la Moncloa.
Comentarios
tracking