04 de octubre de 2022

Cartel de vivienda en alquiler en Madrid

Cartel de vivienda en alquiler en MadridEuropa Press

Alquiler

El 'lujo' de compartir piso en España: 423 euros por una habitación

Los españoles pagan 165 euros más al mes que en 2015 por vivir en un piso compartido. El precio medio ronda los 500 euros en Madrid y Barcelona

Alquilar una habitación en un piso compartido va camino de convertirse en un lujo al alcance de muy pocos. Vivir en un apartamento con otros compañeros en España cuesta hoy día 423 euros de media al mes –sin contar suministros–, una cifra un 64 % mayor a la que se pagaba hace solo siete años (258 euros), según revela un estudio elaborado por el portal inmobiliario Fotocasa.
«Alquilar una habitación en un piso compartido nunca había tenido un precio tan alto como el de ahora», reconoce la directora de Estudios de Fotocasa, María Matos. La burbuja del mercado del alquiler, unida a «las condiciones laborales de temporalidad, precariedad e inestabilidad» que sufren muchos ciudadanos está llevando a que «la emancipación se retrase cada vez más» y que la edad de quienes viven en un piso compartido sea cada vez más alta.
Cataluña ha sido la comunidad más afectada por el 'boom' en los precios de las habitaciones en viviendas compartidas: el valor medio de los alquileres ha subido un 67 % desde 2015 y ya se sitúa en los 516 euros, llegando a alcanzar en Barcelona los 535 euros. La capital catalana es la ciudad más cara de España para alquilar una habitación, seguida de Madrid, donde el precio medio de una mensualidad son 493 euros.
El mercado del alquiler también se encuentra tensionado en el área metropolitana de estas ciudades. El precio medio de las habitaciones de Hospitalet de Llobregat, Getafe y Villaviciosa de Odón supera holgadamente los 400 euros mensuales, algo que también ocurre en Bilbao (444 euros).
La ciudad española donde resulta más económico compartir piso es Oviedo, ya que los arrendamientos solo han subido un 10 % en el último año y se pagan 275 euros al mes de media. El municipio asturiano comparte las últimas posiciones de la clasificación con Córdoba (287 euros), Salamanca (295) o Burjasot, en Valencia (303).
Pagar menos de 300 euros por una habitación solo sigue siendo habitual en tres comunidades: Castilla-La Mancha, con 248 euros –frente a los 177 de 2015–, Castilla y León (280) y Asturias (297). El mercado del alquiler de estas autonomías también se ha encarecido en los últimos años, pero el incremento no supera el 40 %. El menor ascenso se registra en el País Vasco, con precios un 32 % más caros.

Menor renta y emancipación más tardía

La mitad de los jóvenes españoles viven en inmuebles alquilados (49,3 %), según un estudio de BBVA Research, y en todas las provincias, salvo en Ciudad Real y Teruel, se ven obligados a dedicar más de un tercio de su renta media al pago de la vivienda, lo que dificulta su ahorro.
Esto se une a la baja proporción de viviendas de alquiler social con las que cuenta nuestro país (1,1 %) en relación a la media de la Unión Europea (7,5 %) o de socios del club comunitario como Países Bajos (34,1 %). Como consecuencia, España registra una de las edades de emancipación más elevadas de Europa, 29,8 años, frente a los 26,5 años del club comunitario.
Para revertir esta situación, los autores del trabajo abogan, entre otras medidas, por mejorar la situación laboral de los jóvenes, incrementar la oferta de viviendas y mejorar la seguridad jurídica para que cree un mercado más eficiente que anime a particulares y empresas a ofertar sus viviendas.
Comentarios
tracking