Fundado en 1910

23 de junio de 2024

La declaración de la Renta puede salir a devolver o a pagar

La declaración de la Renta puede salir a devolver o a pagarPixabay

Cómo hacer la declaración de la renta si he estado en ERTE o en ERE en 2023

Los trabajadores en esta situación deberán estar al tanto de los ingresos percibidos

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ha surgido como una herramienta vital para la supervivencia de las empresas, especialmente en situaciones de crisis repentinas como la desencadenada por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, su aplicación conlleva implicaciones fiscales significativas que los trabajadores afectados deben tener en cuenta al momento de realizar su declaración de la Renta 2024.

El ERTE es un mecanismo administrativo al que pueden acogerse las empresas en tiempos de adversidad laboral, les permite suspender temporalmente la relación laboral con sus empleados. Esta medida les brinda un respiro financiero al reducir sus costos durante un período determinado, evitando así medidas más drásticas que podrían desembocar en despidos masivos o incluso el cierre definitivo de la empresa. De esta manera, las compañías afectadas tienen la oportunidad de recuperarse y reanudar sus operaciones una vez superada la crisis.

A diferencia del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que implica un despido definitivo con una prestación por desempleo del 100 % del salario, el ERTE es temporal y prohíbe los despidos firmes, obligando a las empresas a mantener los puestos de trabajo durante la suspensión.

Sin embargo, las prestaciones percibidas por los trabajadores en concepto de ERTE están sujetas a impuestos y no están exentas en ningún caso. Si un trabajador solo ha recibido ingresos en 2023 por este motivo y estos no superan los 22.000 euros, no estará obligado a declararlos. Pero si ha percibido ingresos superiores o adicionales, como la prestación por desempleo del SEPE, se considerarán ingresos de dos pagadores, lo que podría implicar la obligación de presentar la declaración de la Renta.

En este escenario, si los ingresos totales superan los 15.000 euros y la suma de los pagadores adicionales supera los 1.500 euros, el trabajador estará obligado a realizar la declaración de la Renta, tomando en cuenta todas las fuentes de ingresos. Ante esta compleja situación, los trabajadores afectados deben estar atentos y buscar asesoramiento fiscal para cumplir con sus obligaciones tributarias de manera adecuada.

Comentarios
tracking