Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

Los analistas creen que los tipos no bajarán más de un punto en 2024

El vigor en Estados Unidos condiciona todavía las decisiones de la Fed y el BCE

Los analistas de gestoras y banca privada creen que los recortes de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) llegarán en junio, puede que incluso antes que en la Reserva Federal (Fed), aunque dudan de su intensidad posterior tras los últimos indicadores de EE.UU. que muestran la resistencia de su economía.
Konstantin Veit, gestor de cartera de PIMCO –una de las mayores gestoras globales por activos–, estima que el BCE recortará los tipos en junio aunque una vez que comiencen los recortes, lo harán con «cautela en los pasos convencionales de 25 puntos básicos».
«Los riesgos apuntan probablemente a un menor número de recortes, sobre todo, por la rigidez de la inflación de los servicios, la resistencia del mercado laboral, la relajación de las condiciones financieras y las consideraciones de gestión de riesgos del BCE», añade el experto en un comentario tras la última reunión del supervisor.
El BCE decidió el pasado jueves mantener los tipos de interés por quinta vez consecutiva en el 4,5 %, aunque ya habló de eventuales recortes de estos, si los indicadores se mantienen en la senda prevista.
La decisión del organismo europeo se produjo un día después de que la inflación en EEUU volviera a repuntar en marzo hasta situarse en el 3,5 %, lo que según los expertos complica y puede retrasar la decisión de posibles recortes de tasas de la Reserva Federal (Fed).
«Esperábamos que la Fed comenzara a relajar su postura restrictiva en junio desde octubre pasado, pero ahora retrasamos nuestra expectativa del primer recorte a julio», apuntaba David Page, jefe de investigación macroeconómica de Axa Investment Managers tras conocerse el dato de los precios estadounidenses.
Alexander Batten, gestor de fondos de Renta Fija de Columbia Threadneedle Investments también estima que las recientes sorpresas al alza de la inflación en EEUU han puesto en duda que la Fed vaya a iniciar un ciclo de relajación este año.

Lagarde ha advertido de que las decisiones del BCE dependerán de los datos y no de la Fed

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, marcó las distancias con la Fed en la rueda de prensa posterior a la decisión del BCE y destacó que las decisiones del organismo dependerán de los datos y no de los pasos de la Fed.
Los analistas mantienen la confianza en que el BCE inicie los recortes de tipos en junio, aunque se muestran más cautos sobre los siguientes pasos.
En este sentido, los expertos de Bank of America esperan que el BCE inicie los recortes en junio, pero dudan sobre cuáles serán los siguientes recortes tras éste debido a los riesgos que existen en el mercado a largo plazo.
«La decisión de junio se refiere a un recorte en junio, no más que eso, al menos por ahora y hasta que la inflación de los servicios haya bajado mucho. No dependen de la Fed, pero EE.UU. (y China, y Japón) tiene un impacto indirecto. El petróleo creará ruido, pero mientras lleguemos a 2025, podrán tolerar los baches», apunta Rubén Segura-Cayuela, economista jefe para Europa de Bank of America.

Menos recortes en 2024

Por su parte, Sandra Rhouma, la economista europea del equipo de renta fija de AllianceBernstein, considera que en la situación actual, los riesgos se inclinan hacia menos recortes en 2024.
«Mi hipótesis de base para cuatro recortes este año, con un total de 100 puntos básicos de relajación, se mantiene sin cambios, pero vale la pena destacar los riesgos en torno a ella. Los datos de inflación de marzo para la eurozona confirmaron la tendencia desinflacionista, pero al mismo tiempo mostraron la persistencia de la inflación de los servicios», añade.
Algunos expertos consideran que aunque el primer paso del BCE irá por delante del organismo estadounidense, el resto del camino sí que irá acompasado.
Max Stainton, estratega senior de macro global de Fidelity International, cree que aunque la intención del supervisor de iniciar el ciclo de recortes en junio ya está fijada, considera que el camino más allá de este punto de partida seguirá dependiendo de la senda de la Reserva Federal.
Comentarios
tracking