Fundado en 1910

22 de febrero de 2024

La portavoz del PSOE y ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, este viernes ante los medios

La portavoz del PSOE y ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar AlegríaEFE

Formación Profesional

La nueva FP amenaza con colapsar: hay más aspirantes a prácticas que empresas para desarrollarlas

La implantación del sistema dual puede provocar un exceso de alumnos que no tenga donde cursar el apartado práctico

La nueva ley de la FP, que plantea unificar la Formación Profesional educativa con la profesional en un solo sistema, puede hacerla colapsar si se genera una situación de más demandantes de prácticas que empresas dispuestas a ofrecerlas.
El Gobierno explicó que la norma se creaba para modernizar la Formación Profesional y abrazar el modelo dual mayoritario en Europa, que suele combinar la formación teórica con las prácticas empresariales.
Dicho modelo propone más horas de prácticas, suponiendo estas entre el 25 y el 35 % de la formación total, lo que supone que pueden llegar a superar las 500, según publica Cinco Días.
El peligro estriba en que se produzca una situación en la cual no haya suficientes puestos en las empresas adecuadas para desarrollar una adecuada formación. El número de alumnos de la FP ha aumentado en los últimos años. Se estima que el próximo curso, supere el millón de estudiantes. Pero nadie ha reparado si el tejido empresarial español está preparado para absorberlos de la manera que contempla la ley.

Paralelismo con el Estatuto del Becario

De momento, se desconoce cómo solventará el sistema durante el nuevo curso esta delicada situación, en caso de concretarse. Lo que es seguro es que anticipa un panorama parecido al que se barrunta con el nuevo Estatuto del Becario. El Ejecutivo legisla para agilizar situaciones, pero no contempla contratiempos.
Así, miles de alumnos universitarios y otros tantos procedentes de la Formación Profesional, están en riesgo de quedar en una especie de limbo si no terminan sus estudios a causa de dicho Estatuto. «Se ha hecho a espaldas de la comunidad educativa y de los propios ministerios del ramo, Educación y Universidades», denuncia Santiago García, Secretario General de CECE (Confederación Española de Centros de Enseñanza).
El Ministerio de Trabajo, promotor de la norma, aseguró que nacía con el propósito de regular el periodo de prácticas en empresas que realizan los estudiantes durante su formación.
La realidad es que, en estos momentos, el sistema educativo no cuenta con un número suficiente de prácticas externas formativas y de calidad para dar respuesta a la demanda que realizan las universidades y la Formación Profesional, especialmente en determinadas titulaciones.

Auge de la FP

Según datos del Ministerio de Educación, la actual oferta formativa de Formación Profesional incluye 585 certificados profesionales, 174 ciclos formativos –28 de grado básico, 59 de grado medio, 89 de grado superior– y 21 cursos de especialización. El Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, base y referente de la oferta formativa, cuenta con un total de 756 cualificaciones ordenadas en 26 familias profesionales.

​En el curso 2022/2023, hubo 1.092.317 alumnos matriculado en algún ciclo de FP (del total de 8.247.313 estudiantes que hubo en toda España, contando también con el bachillerato, la ESO, la especial, la primaria y la infantil), una cifra que superó al curso anterior, cuando en la 2021/2022 habían cursado Formación Profesional 1.033.946.
Comentarios
tracking