30 de noviembre de 2022

Alberto Núñez Feijóo y Mariano Rajoy

Alberto Núñez Feijóo y Mariano RajoyTarek

Foro La Toja

Feijóo advierte de que Portugal será el gran beneficiado de la reforma fiscal de Sánchez

«Es una enorme decepción», ha resumido el líder de la oposición, que ha cargado contra el «populismo fiscal» del Gobierno. Según él, España pagará caro el castigo a las empresas

Alberto Núñez Feijóo ha cargado con dureza contra el paquete fiscal anunciado el jueves por el Gobierno, después de que la propia ministra de Hacienda haya reconocido la premura y falta de previsión con la que lo cerró con sus socios de Unidas Podemos. «Es una enorme decepción», ha resumido.
«Uno de los mayores beneficiados de esta reforma puede ser Portugal», ha advertido el presidente del PP durante su intervención en el Foro La Toja. Feijóo ha puesto al primer ministro luso, António Costa, como ejemplo de que, desde una posición socialdemócrata -lo que Pedro Sánchez presume de ser-, se pueden bajar impuestos y centrarse en la «atracción de los patrimonios, rentas e inversiones». En vez de ahuyentarlos. «Mandar un mensaje en contra de las rentas y de la inversión es un grave error, sobre todo cuando tenemos vecinos que están haciendo lo contrario», ha insistido.
Según el líder de los populares, el paquete fiscal pactado por Sánchez y Yolanda Díaz tiene varios problemas. Se olvida de las rentas medias, porque la rebaja del IRPF solo afecta a quienes ganan menos de 21.000 euros. No actúa sobre el incremento de la cesta de la compra, más allá de la rebaja del IVA de los productos de higiene femenina al 4 %.
Disminuye la competitividad de las empresas. Invade las competencias autonómicas con el llamado «impuesto de solidaridad» y genera «inseguridad jurídica» (ya hay comunidades planteándose recurrirlo ante el Tribunal Constitucional). Además, hasta el año que viene no se aplica.
Y, para más inri, es un golpe a la credibilidad del Ejecutivo, que a juicio del líder de la oposición ha pasado de «obviar y menospreciar» el debate a presentar una respuesta «confusa, improvisada e incompleta».
Feijóo ha lamentado que Sánchez esté haciendo «populismo fiscal», con medidas punitivas que solo conseguirán «ahondar en las divisiones sociales» y que buscan «chivos expiatorios». «Se están recuperando tasas e impuestos contra algo y alguien. Bajar la presión tributaria no es de derechas ni izquierdas, sino de sentido común», ha asegurado.
El líder del PP ha explicado por qué él no eliminó el impuesto de Patrimonio siendo presidente de la Xunta de Galicia. Entonces, rememoró en alusión a la anterior crisis, «el problema que teníamos era de recaudación». «Tenía dificultades para pagar la nómina de los servicios públicos, ahora no estamos en eso», ha sostenido. Como también que, si en vez de Andalucía hubiese sido Cataluña la que hubiera eliminado el impuesto de Patrimonio, Sánchez no habría rechistado, «porque se jugaría el propio Gobierno».
Feijóo se ha quejado de la incomunicación con el presidente del Ejecutivo, a pesar de que, desde abril, le ha enviado cinco paquetes de propuestas. Se ha quejado, sobre todo, de que no le informe de la política de defensa y exteriores, dos cuestiones que tradicionalmente habían merecido el consenso de los dos principales partidos.
Comentarios
tracking