Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

El expresdiente catalán Carles Puigdemont

El expresdiente catalán Carles PuigdemontEFE

Investigación

Puigdemont homenajeó al empresario cuya herencia de 500 millones ha desaparecido aunque ahora niega conocerlo

El expresidente catalán Carles Puigdemont llevó a cabo un homenaje al empresario Pere Mir a pesar de que en estos momentos niega tener cualquier vínculo con él. En la actualidad, la Generalitat de Cataluña investiga el paradero de la herencia de 500 millones de euros de Mir, desaparecida de la Fundación Cellex, de su propiedad. El Debate publica durante estos días los detalles de la denuncia y la existencia de un testigo que apunta a que parte del dinero pudo desviarse para financiar el procés y la estancia de Puigdemont en Bélgica, aunque el expresidente lo ha negado de manera categórica.
Mir falleció el 10 de marzo de 2017. Once días después, el entonces presidente Puigdemont acudió a la entrega de los Premios Nacional de Recerca, concedidos por la Generalitat y la Fundació Catalana per a la Recerca i la Innovació (FCRI). Allí pronunció unas palabras de homenaje, admiración y agradecimiento en torno a la figura del empresario catalán que hoy está en el punto de mira por la desaparición de su fortuna. En concreto, Puigdemont destacó de él sus inyecciones económicas a la ciencia catalana: «Necesitamos doctores Pere Mir que crean en la ciencia del país y necesitamos poder garantizar a las instituciones la máxima capacidad de progresar y generar valor», dijo.
Carles Puigdmemont en la entrega de premios donde homenajeó a Pere Mir

Carles Puigdmemont en la entrega de premios donde homenajeó a Pere MirFC

Puigdemont, consolidado a día de hoy como hombre clave para la formación del Gobierno de Pedro Sánchez, insistió en que Mir fue «uno de los grandes mecenas del mundo científico en Cataluña». Seguidamente dio un paso más y mencionó la Fundación Cellex, que hoy acapara los titulares por estar abierta una investigación en las tripas de la entidad en la que se sigue el rastro de la herencia de Mir, depositada en la fundación tras fallecer él y su mujer. En referencia a Cellex, Puigdemont recalcó las aportaciones económicas que Mir hizo al erario público catalán.
«Ha protagonizado en los últimos años las mayores aportaciones del sector privado al progreso científico de Cataluña (...) Desde la discreción y la no injerencia, Pere Mir contribuyó a agradar este país», dijo. Durante todo su discurso, el hoy prófugo de la Justicia se refería a Cataluña como «país». Seis años después de pronunciar este discurso hoy reniega de él. Durante la semana pasada, El Debate desveló la existencia de una investigación abierta en el seno del Departamento de Justicia autonómico sobre el vaciamiento de fondos de la Fundación Cellex.
Esta investigación ha sido motivada a raíz de la presentación de una denuncia en la que se relataba la desaparición de la herencia, que está valorada en más de 500 millones de euros. Esta denuncia, tal y como ha podido saber El Debate, cuenta con el testimonio de un testigo de la fortuna de Mir que sostiene que debe de investigarse si parte de estos fondos que hoy se encuentran en paradero desconocido fueron a parar el procés o a financiar la estancia de Puigdemont en Waterloo, donde reside a día de hoy.
Por su parte, el expresidente catalán niega de manera contundente haberse beneficiado de este dinero y se desvincula por completo tanto de la Fundación Cellex como de Pere Mir. El denunciante, llamado Ángel Surroca, antigua mano derecha de Mir, denunció a tres personas: Jordi Segarra, contable de Mir ; José Francisco Capellas, abogado radicado en Andorra; y el médico Josep Tabernero, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Vall d'Hebron.
Dos meses antes de fallecer, Mir les nombró de manera sorpresiva albaceas de la herencia. El denunciante también ha aportado documentos de un entramado societario ubicado en los paraísos fiscales de Suiza, Panamá y Luxemburgo donde, según él, se encuentra escondida la fortuna.
Comentarios
tracking