Fundado en 1910

20 de abril de 2024

Pedro Sánchez llega a un encuentro internacional en la Fundación Pablo VI entre gritos de «traidor»

Pedro Sánchez entrando en la Fundación Pablo VI

Pedro Sánchez llega a un encuentro internacional entre gritos de «traidor» a pesar del gran cerco de seguridad

El presidente del Gobierno no ha podido evitar escuchar los descalificativos de los ciudadanos a pesar del enorme cerco de seguridad desplegado por la Policía Nacional

A pesar de los cortes de calles aledañas, del enorme despliegue de vehículos y agentes, y de que la fundación Pablo VI requiriese a sus colegiales «no abrir las ventanas» mientras el presidente se encontrase allí «por indicación de la Policía», Pedro Sánchez ha vuelto a escuchar descalificativos como «traidor» e «hijo de puta».
Desde primera hora de la mañana, numerosos usuarios de la red social X, compartían imágenes de los preparativos del despliegue policial ante la presencia de Pedro Sánchez para la clausura del Congreso 10º Aniversario de Multinacionales con España, celebrado en el auditorio de la Fundación Pablo VI de Madrid. Un evento internacional en el que el equipo del presidente quería evitar gritos o abucheos dirigidos al líder del PSOE.
Las medidas de seguridad incluían el corte de la calle de acceso a las instalaciones y una llamativa carta de la Fundación Pablo VI, dirigida a sus empleados y colegiales, en la que explicaban las «indicaciones de la policía». En esta carta, bajo el pretexto de «no realizar ningún acto que nos pueda comprometer ni de manera institucional ni de manera personal» y con el fin de evitar «cualquier tipo de sanción administrativa», la Fundación solicitaba a sus colegiales «no abrir las ventanas» entre las 13:00 y las 14:00.
Documento de la Fundación Pablo VI

Documento de la Fundación Pablo VI

Un mensaje que deja de manifiesto el límite al que la seguridad del presidente está llevando el querer evitar que Pedro Sánchez reciba gritos y abucheos al acudir a cualquier acto institucional. Del mismo modo que desproporcionado, el despliegue de seguridad ha sido inútil, ya que el presidente ha tenido que escuchar como alumnos del Colegio Mayor Pío XII le proferían gritos de «traidor» e «hijo de puta», desoyendo las indicaciones de la Policía Nacional para «evitar sanciones administrativas».
Comentarios
tracking