10 de agosto de 2022

O pemento

La terraza de O Pemento, uno de sus puntos clave

Vete de mi parte

Taberna 'O pemento´, tradición gastronómica de Padrón

Naturaleza pura de taberna gallega con el ingrediente básico de Xan y Chus, unos taberneros que solo quieren hacerte feliz

Descubrir lugares atractivos, en los que comer sea algo más que elegir platos de un menú, es uno de los objetivos de este blog viajero. En la zona de Padrón, de profunda tradición jacobea y gastronómica, abundan los sitios con encanto especial para los aficionados a la buena cocina gallega. Cerca de la capital del Sar, subiendo hacia Rois, en Seira, muy cerquita del campo de golf Val de Rois, donde los buenos jugadores de este deporte intentan terminar sus vueltas bajo par, hay varios establecimientos con méritos para entrar en La lista de elegidos de Vete de mi parte.
De uno de ellos, Casa Ramallo, ya hemos hablado aquí y lo hemos recomendado como se merece. También vale la pena Casa Bernabé y quizás muy pronto le dediquemos un hueco en estos comentarios. Pero junto a ellos destaca, en esa zona de Seira, en un entorno muy verde y muy enxebre, la taberna O Pemento, donde cada año los amigos de la juerga y de la fiesta, que por esa zona son legión, capitaneados por José Luis Baleirón, Camilo Rodríguez y Fernando Castaño, celebran la fiesta del Sanviñó, un homenaje popular a un santo que no existe y que fue inventado en una noche de borrachera en el mismo lugar. Solo por eso ya merece una visita.
Pescado

Pescado

El bueno de Xan, que últimamente se recupera de un problemilla de salud, es el alma de la taberna y el que la ha convertido en centro neurálgico del chiquiteo y del tapeo de toda la zona. Ahora se ha hecho cargo de la taberna el gran Chus, que tiene las mismas ganas de vivir y de disfrutar que su antecesor. Allí acuden los jugadores del cercano campo de Val de Rois cuando terminan sus partidos, dispuestos a degustar todo lo bueno que Xan y Chus les ofrece.
Tiene una terraza exterior muy agradable en los días en que el calor aprieta y presume, entre otras cosas, de tener un ribeiro de cosecha propia muy apreciado por la enorme cantidad de personas que llenan habitualmente la taberna. Puedes pedir tortilla y probarás una de las mejores de tu vida, palabra de gallego. Los callos gallegos, esos que saben a comino –como tiene que ser– y tienen garbanzos de verdad, los borda y son un lujo de sabor y textura.

Quiero destacar la empanada, un género que en Galicia no se cuida demasiado y que aquí saben cómo hacerla y hacerla bien. El cabrito de la zona o el gallo auténtico de corral, con sus patatitas asadas y su salsa única, tiene el purísimo sabor de la buena cocina popular, cada vez más difícil de encontrar. En temporada preparan con mimo y elegancia la lamprea al estilo padronés, que es como mejor sabe.
Y hasta se atreven con unas almejas a la marinera que no tienen nada que envidiarle a las cercanas de Carril. Así es O pemento. Naturaleza pura de taberna gallega con el ingrediente básico de Xan y Chus, unos taberneros que solo quieren hacerte feliz. Si vas, pregunta por ellos y diles que vas de mi parte. No te arrepentirás.
Comentarios
tracking