Fundado en 1910

21 de mayo de 2024

El local del refugio se encuentra frente a la Dator, el mayor abortorio de España

Un refugio para la vida en frente de un abortorio

Un local frente al centro Dator ha sido inaugurado: un lugar de encuentro y protección de asociaciones provida y aquellas madres que acuden con dudas a poner fin a su embarazo

«45.000 mujeres mueren de forma violenta cada año en España. Paremos la masacre del aborto». Este mensaje podía leerse en una inmensa pancarta colocada por la asociación Derecho a Vivir en la calle Alcalá de Madrid. Era el primer paso de una campaña que culminaría el pasado 8 de marzo, día en que se celebra el Día Internacional de la Mujer, con la inauguración de un nuevo refugio provida... nada menos que en la acera de enfrente del mayor abortorio de España, el centro Dator.
La noche de antes, un grupo de voluntarios, que quedaba allí ultimando los detalles del local para su presentación en sociedad, fue testigo de cómo un grupo de mujeres, suponen feministas radicales, vandalizaban el exterior del refugio con pintadas de «fuera rosarios de nuestros ovarios». Manel Tomás, manager de campañas de Derecho a Vivir, cuenta que curiosamente se trataba de un equipo encabezado por un hombre: ellas hacían y él mandaba. «Son motivaciones de odio y violencia. Eso es acoso. Nosotros no pintamos fachadas ni rompemos cristales. Todo lo que sea ir en contra u ofrecer alternativa a lo que ellos piensan genera violencia y conflicto», expresa Tomás.
Nada queda ya de esas pintadas. Los voluntarios las borraron antes de que las puertas del refugio se abriesen por primera vez a todo aquel interesado en cruzar el umbral. Este local pretende ser lugar de encuentro y protección, no solo para las madres que quizá acuden con dudas al centro Dator y buscan otra solución, sino también para todas aquellas asociaciones que defienden la vida que lo necesiten. De hecho, a las que de momento forman parte de la plataforma se les entregó una llave simbólica en la ceremonia de inauguración. Aunque la organización e inauguración corre a cargo de Derecho a Vivir, no consta ningún nombre en la fachada. Todos los provida están incluidos. Cada uno se enfrenta a la triste realidad del aborto –la primera causa de muerte a nivel mundial en 2021– desde sus acciones concretas, pero al final es una lucha común.
La entrega de llaves tuvo lugar durante la inauguración del refugio provida

La entrega de llaves tuvo lugar durante la inauguración del refugio providaPaula Argüelles

El doble rasero de la persecución

Mientras Manel Tomás responde a las preguntas de El Debate, ya hay gente aglomerada en torno al refugio, globos colgados en sus ventanas y un escenario improvisado a un lado de la calzada. Dos chicas, con el símbolo de Venus pintado en la cara, cruzan la calle Pensamiento –la misma en la que se encuentra el local de Derecho a Vivir– y lanzan gritos al aire que entre el cúmulo de personas resultan inaudibles, pero a las que responden alzando la voz al son de un «viva la vida».
El germen de este refugio surge en los directores de campaña de Derecho a Vivir ante la reforma del Código Penal, a punto de ser aprobada, por la que se condena con pena de cárcel a todo aquel que acuda a las puertas de un abortorio a rezar o a ofrecer ayuda a las madres que allí acuden con el objetivo de acabar con la vida del hijo que llevan dentro.
Miguel Tomás, portavoz de la asociación, explica que detrás de esta persecución que están sufriendo las personas provida hay una cuestión ideológica, pero también económica. «Nos quieren acallar y apartar de los abortorios. Es una industria que mueve más de 50 millones de beneficios solo en España, por lo que hay más intereses ocultos detrás de los políticos», defiende el portavoz de Derecho a Vivir.
Miguel Tomás, durante la inauguración del refugio

Miguel Tomás, durante la inauguración del refugioPaula Argüelles

El aborto es un lucrativo negocio

«Vamos a estar aquí, vamos a dar guerra», exclama Miguel Tomás, mientras que Ignacio Arsuaga, también portavoz de Derecho a Vivir, comenta que su verdadero objetivo detrás de la apertura del refugio es conseguir cerrar el centro Dator, que deje de ser económicamente viable, y quizá después cumplir el sueño de Jesús Poveda y convertirlo en una guardería. Entre tanto, cuenta el portavoz, se dedicarán a ofrecer ecografías gratuitas para las madres que lo soliciten y un lugar de protección para los perseguidos rescatadores.
El lucrativo negocio del aborto no es solo denunciado y confrontado por estas asociaciones, sino también por médicos. Sonsoles Alonso es ginecóloga y defensora de la vida desde su concepción hasta la muerte. En representación de los médicos provida, Alonso ha recogido la llave simbólica del refugio, donde su función como sanitaria es asesorar. «El aborto, aunque lo vendan como una opción más en salud reproductiva, no entra dentro de la salud de la mujer», explica la doctora.
Si en algo coinciden quienes trabajan de forma cercana al aborto en su día a día, ya sea la doctora Alonso o los rescatadores, entre otros, es en que cuando a una mujer se le ofrece ayuda, cambia de opinión con respecto a terminar con su embarazo. «Realmente no están tomando una decisión libre sin tener toda la información necesaria», defiende la ginecóloga. Por ello, la función de las asociaciones que acudan al refugio no será solo protegerse allí, sino brindar a las mujeres toda la ayuda que puedan necesitar: material, psicológica, espiritual...
Una de las ventanas del refugio provida

Una de las ventanas del refugio providaPaula Argüelles

Temas

Comentarios
tracking