25 de septiembre de 2022

Hay padres que en el grupo de WhatsApp del colegio hablan de todo, menos del colegio

Hay padres que en el grupo de WhatsApp del colegio hablan de todo, menos del colegioPexels

¿Ayudan más de lo que molestan los grupos de WhatsApp de padres del colegio?

Lunes, 8:30 de la mañana: el grupo está que explota. No ha habido tiempo ni de lavarse la cara todavía, aunque las notificaciones del móvil ya hacen que uno abra el ojo para ver qué pasa. Son las primeras semanas de clase y todavía algún padre quizá más despistado abre un melón difícil de volver a cerrar preguntando cuándo es el último día para apuntar al niño a las extraescolares, cuántas libretas hay que llevar, cuál es el título del libro recomendado por el profesor o buscando comentar alguna noticia del día que ha decidido reenviar al resto de padres de la clase de su hijo por lo mucho que le ha indignado o lo que contento que se ha puesto al saber de ella.
La niña de Almudena acaba de empezar primero de Primaria y en un día « muy normalito» para ella en el grupo no recibe menos de 50 mensajes. «Alguien pregunta y todo el mundo responde: sea 'sí', sea 'no' o sea lo que sea», cuenta esta madre.
Un chat que puede haber surgido para unos fines muy bien definidos, como es el organizar las tareas del curso y gestionar los recursos para las fiestas de fin de curso o las fiestas de cumpleaños de algún compañero, puede convertirse en una fuente de comentarios en los que se habla de todo, menos del colegio. Del tiempo, de las noticias, de política... todo tipo de opiniones que se mezclan con algún que otro anuncio importante y que hacen que más de un padre o madre se lleve un susto cuando coge su móvil y ve 126 mensajes en menos de una hora.
Los autores de Empantallados, la guía para educar a los hijos en un mundo lleno de pantallas, dedican un capítulo de su libro a ayudar a los padres a sobrevivir a los grupos de WhatsApp de la clase de sus hijos. Su primer y más rotundo mensaje: desactivar las notificaciones. Pero antes, y para evitar que pueda llegarse al conflicto, el consejo de los expertos es tener claro para qué se ha creado un grupo, añadiendo por ejemplo qué temas se pueden tratar y cuáles no en la descripción del chat que se puede añadir en la aplicación de mensajería.
No prestar atención a los mensajes y el pensamiento obsesivo de que no estar al día con el grupo de la clase puede generar remordimientos en los padres, porque quizá pueda llegar a perjudicar a sus hijos. «Ni le haces tanta falta al mundo ni el mundo tiene derecho a reclamarte cada treinta segundos», comentan los autores de Empantallados, sobre lo que añaden que existen otras vías para estar al tanto de lo que ocurre en el colegio: el correo electrónico, las tutorías con los encargados del curso o reuniones de todos los padres con los profesores.
Estos chats grupales no son obligatorios, y los expertos de la plataforma que surge para acompañar a padres e hijos en el mundo digital recuerdan que «si uno siente que el grupo no es para ti, intenta ponerte de acuerdo con otros padres para establecer un canal paralelo o llamar por teléfono cuando surjan dudas».

qué compartir en el grupo de padres al inicio del curso

  • En la medida de lo posible, compartir solo información del colegio.
  • Si hay una conversación crítica, no seguirla, sino cortarla.
  • ¿Hay algún problema en el colegio? Mejor hablarlo en persona.
  • Evitar resolver en el chat los deberes de los niños u otras tareas de las que tengan que encargarse ellos. Así aprenderán a ser responsables y autónomos.
  • Procurar no escribir a horas inadecuadas, y no esperar que te respondan inmediatamente.
  • Pensar bien lo que se quiere decir antes de escribirlo: a veces los mensajes de texto pueden malinterpretarse.
  • Comentar solo si la respuesta aporta algo al grupo. Si no es de interés para todos, es mejor escribir por privado.
Comentarios
tracking