06 de febrero de 2023

The Duke of Edinburgh (left) and the Prince of Wales, during a visit to Poundbury

Padre e hijo tenían una relación apegada desde que el ahora Monarca era pequeñoGTRES

Gente

El polémico homenaje de Carlos III a su padre que cuesta 12 millones de libras

El objetivo es restaurar el palacio Tatoi, símbolo de la Monarquía griega a la que pertenecía el duque de Edimburgo

La nueva polémica que corre por el palacio de Buckingham no tiene nada que ver con Lady Di, el Príncipe Harry o el Príncipe Andrés. En esta ocasión, es el propio Carlos III el objeto de las críticas. ¿El motivo? La última petición que ha presentado ante el ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, mientras tomaban un té en el Castillo de Windsor, en una reunión en la que también estaba la primera dama Mareva Grabowki.
Carlos III pretende rendir homenaje a su padre, fallecido el 21 de abril de 2021, con la restauración del palacio Tatoi, situado en un bosque a las afueras de Atenas. En agosto del año pasado, fue alcanzado por un terrible incendio que azotó Grecia, dejándolo prácticamente en ruinas. El inmueble con un gran pasado real, además, se encuentra abandonado debido al alto costo de su restauración.
Cabe mencionar que fue residencia de la Reina emérita, Sofía de España, hija de Pablo I y Federica de Grecia, antes de su exilio en 1973, cuando el duque de Edimburgo tenía 18 meses. Conmovedoramente, también es el lugar de descanso final del padre de Felipe y abuelo del Rey Carlos, el Príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca, quien murió en 1944.
El Rey Carlos, que visitó Tatoi el año pasado durante un viaje para conmemorar el bicentenario de la Guerra de Independencia griega del Imperio Otomano, apoya los planes para restaurar el palacio y convertirlo en un museo.
Su Prince's Foundation está brindando asesoramiento experto a las autoridades griegas sobre cómo lograrlo, utilizando como modelo el rescate de Charles de Dumfries House, una casa de campo en Ayrshire. «Quería rescatarla porque es de mucha importancia», dice. «Sabía que era una zona muy deprimida. Quería usarlo como un ejemplo adecuado de en lo que siempre he creído, la regeneración basada en el patrimonio».
Ha sido el propio Rey quien ha concedido una entrevista a A Royal Grand Design para explicar cómo se va a llevar a cabo la restauración, que en total cuesta alrededor de 43 millones, y del que también se están haciendo cargo las autoridades griegas.
Grabado antes de acceder al trono, explicó: «Si no hubiéramos intervenido, alguien lo habría comprado y asegurado que tenía una gran idea, para, por ejemplo, los campos de golf y nunca hubiera funcionado, entonces, habría se unió a la lista de casas de campo aún más abandonadas».
Todo esto se suma a un nuevo escarnio público al que se enfrenta el Príncipe Andrés tras darse a conocer que perderá cualquier tipo de protección policial. Tal y como informa The Sun, los guardaespaldas que trabajaban para él las 24 horas del día dejarán de hacerlo a mediados de diciembre, dejando al Príncipe desprotegido.
Una medida drástica tomada desde Buckingham con la que el Príncipe Carlos pretende ahorrar tres millones de libras (tres millones y medio de euros) a los contribuyentes. Los británicos de todo el país se enfrentan actualmente a una crisis del costo de vida que ha provocado un aumento en los precios de los alimentos y las facturas de energía en los últimos meses.
Comentarios
tracking