08 de febrero de 2023

Princess Caroline of Monaco and Charlotte Casiraghi ceremony for the Grand Prix prince of CSI5 Monaco on 24/06/2017

Es que es una de las royals más aclamadas de la Familia Real monegascaGTRES

Gente

Carlota Casiraghi se sincera sobre su maternidad y cómo gestiona la opinión pública

A pesar de pertenecer a la Familia Real monegasca, la hija de la princesa Carolina es uno de los rostros royals más herméticos en cuanto a su vida privada se refiere

Pese a que Carlota Casiraghi lleva una vida alejada de los focos mediáticos, sería un error negar que se ha convertido en un personaje de gran interés en la crónica social. Y es que, aunque no ostenta el título de princesa –por decisión de Carolina de Mónaco–, lo cierto es que es una de las royals más aclamadas de la Familia Real monegasca. Ahora, después de acaparar todos los flashes en el Día Nacional del Principado, Carlota ha vuelto a copar titulares al protagonizar la portada de la revista Town & Country, donde ha revelado algunos de los aspectos más íntimos de su vida, desconocidos hasta la fecha.
Además de icono de moda, la hija de Carolina de Mónaco también tiene un papel muy destacado en la maternidad. A sus 36 años de edad, Carlota tiene un hijo con Gad Elmaleh, Raphael, y el pequeño Barthazar, fruto de su relación con Dimitri. Sin embargo, aunque formar una familia es lo más bonito que le ha pasado en la vida, la maternidad no ha sido un camino fácil para ella. «Es muy difícil de resumir. Pienso que cada día acarrea momentos difíciles y momentos sorprendentes. Todos los días te preocupas por tus hijos o te agotan y después atraviesas momentos en los que compartes tanto con ellos que ni siquiera cuestionas que ellos son lo más importante de tu vida», se ha sincerado para el magazine.
Charlotte Casiraghi at Chanelevent in Monaco. Monaco on May 5th,

La maternidad ha modificado la relación con su madre.GTRES

Pero la maternidad no solo ha cambiado su vida, sino que también ha modificado la relación con su madre. «Cuando te conviertes en madre está el hecho de que tu madre acepta que ya no es la única madre. Y eso es muy liberador. Entonces reflexionas de manera diferente, porque la relación madre-hija es muy compleja», ha continuado explicando, hablando por primera vez públicamente sobre el estrecho vínculo que mantiene con la princesa Carolina, con quien siempre ha demostrado tener una conexión especial.
Y es que, si hay una sola realidad, esa es el peso que ha tenido Carolina de Mónaco sobre la vida de su hija, pues aunque la Princesa siempre será recordada por su rebeldía, lo cierto es que ha intentado en todo momento que su hija no siguiera sus pasos. «Trato de no hablar de la relación privada que tengo con mi madre. Lo que digo no se refiere necesariamente a lo que pasa entre nosotras, pero es cierto que existe ambivalencia. Tengo la sensación de que, aunque tengas tus propios hijos, aún tienes que luchar para encontrar tu sitio», ha zanjado el tema.
Siguiendo el hilo familiar, Carlota es consciente de la expectación que acarrea la realeza en el mundo y, por ende, su familia. Un detalle con el que ha aprendido a vivir, creando un escudo para que no le afecten las opiniones de la gente. «El hecho de que otras personas puedan estar interesadas en tu vida no es necesariamente algo de lo que debes estar orgulloso o abrumado, porque al final lo más importante es lo que construyes personalmente y para las personas que te rodean», ha explicado en la publicación. Pues, tal y como ha relatado, con los años ha conseguido formar su personalidad sin darle importancia a la opinión pública: «Si voy a un restaurante y hay personas que me miran, de alguna manera simplemente no lo veo. No porque no sea consciente, es solo que es algo que he decidido no dar importancia. De lo contrario, te asfixia».
Comentarios
tracking