Fundado en 1910

03 de junio de 2023

Borja Thyssen and Blanca Cuesta  during the "ARCO" Spain Fair in Madrid, on Wednesday, February 22, 2023.

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, en la feria de ArcoGTRES

Las compras de Borja y Blanca Thyssen en ARCO

El matrimonio acuden a la feria, ajenos a la polémica por su nuevo juicio, aplazado, con Hacienda y con el deseo de incrementar su colección.

Blanca y Borja Thyssen, como es habitual, acuden a ARCO, ajenos a la polémica por su nuevo juicio, aplazado, con Hacienda y con el deseo de incrementar su colección.
El 2 de julio de 2020, seis meses después de la muerte de la infanta Pilar, Alejandro Borja Thyssen, ocupaba la vacante dejada por la tía del rey Felipe. La baronesa Carmen, vicepresidenta vitalicia del Patronato que rige la Fundación Thyssen, tiene la potestad de nombrar un patrono, en su día eligió a la infanta Pilar y al quedar vacante su plaza, se la asignó a hijo Borja. De ahí que, en su calidad de patrono, a finales del año pasado y hasta el 15 de enero se haya visto una pequeña exposición de autores hiperrealistas de la colección Blanca y Borja Thyssen. Pero cuadros de Borja se han visto desde siempre en ese museo, ya que madre e hijo son copropietarios y por tanto ambos firmaron con el Estado el alquiler por 15 años de los 330 cuadros de la llamada «Colección Carmen Thyssen-Bornemisza».
Blanca y Borja Thyssen

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, en la feria de ArcoCARMEN DUERTO

La propia Tita fue muy clara conmigo, durante una de nuestras conversaciones. «Borja se crio rodeado de la colección Thyssen en Villa Favorita y tiene muy buen ojo. Las niñas también han nacido rodeadas de arte y cuando eso sucede, es inevitable que desarrolles un sentido artístico, pero Borja me ha acompañado por todo el mundo y hemos comprado juntos muchos cuadros. Incluso él ha elegido obras que luego se ha visto que han sido grandes adquisiciones. Mi hijo tiene su propia colección y también presta cuadros. Es una persona muy preparada, un excelente padre, y cuando yo no esté él se quedará al frente de las empresas que tenemos y lo hará muy bien porque así está estipulado y porque es suyo». Así queda claro que el heredero colecciona arte desde muy joven.
Baronesa Carmen y Barón Borja están condenados a entenderse y a tratarse, aunque en algunas épocas haya sido por medio de sus abogados. Y como me ha dicho la propia Tita en varias ocasiones, «yo no tengo ingresos fuera del arte. Lo que tengo son mis cuadros» de ahí que, en ocasiones, tengan que ir de la mano como propietarios. Por cierto, que para el mundo del arte ella prefiere utilizar el Carmen Thyssen-Bornemisza y para el día a día, Tita «en casa soy Tita».
Borja es su heredero natural, aunque desde el 2006 llegaran desde Los Ángeles por gestación subrogada, Carmen y Sabina Cervera. El puntal siempre ha sido su primogénito. Un niño criado en Villa Favorita rodeado por una de las colecciones de arte más impresionantes del mundo y que hoy es propiedad del Estado español. Tita siempre ha tratado de involucrar a sus hijos en el arte y Borja, desde joven ha coleccionado por su cuenta. Aunque sus ojos se impregnaran con los clásicos el gusto del joven barón se inclina por las piezas más modernas y contemporáneas a su generación. Blanca y Borja llevan 23 años juntos y lo que empezó el hijo de Tita ahora ahora es compartido por la mujer de su vida y madre de sus cinco hijos.
Con una familia coleccionista tan unida al arte y al museo Thyssen como patronos, todos nos beneficiamos. Ya que la colección permanente expuesta en Madrid, se ha enriquecido con el alquiler por quince años de los 330 cuadros de la Colección Carmen Thyssen y las temporales de los hijos. Ahora se suma la de Blanca y Borja, como ya sucede, desde hace años, con la llamada TBA21 propiedad de la hijastra de Tita, Francesca, aunque su arte es extremadamente conceptual, reivindicativo y vanguardista. Francesca también acudió a ARCO el primer día pero no se paseó por la Feria con su hermanastro y su cuñada. Ella prefirió la compañía de Rosario Nadal.
Comentarios
tracking