01 de diciembre de 2022

Denominaciones de mar del Sur y del Norte en un mapa de América publicado por Jodocus Hondius hacia 1640

Denominaciones de mar del Sur y del Norte en un mapa de América publicado por Jodocus Hondius hacia 1640

Los africanos que encontró Núñez de Balboa en las selvas de Darién

El hecho de que Colón hallase población al llegar a América hace pensar que hubo antecesores en la colonización del territorio por lo que se utiliza para argumentar que no fue el primero en llegar al Nuevo Mundo

Noticias curiosas que aparecen a menudo pueden hacernos pensar que Colón no fue el primer europeo en llegar a América. Investigadores de lo oculto y descubridores de novedades en el pasado atribuyen la prioridad a vikingos, portugueses, pescadores vascos, canarios, caballeros templarios, un almirante turco, navegantes perdidos, incluso chinos o aborígenes australianos. No sé si hay cierta intención de quitarle mérito a los españoles o es solo el deseo comprensible de encontrar explicaciones. Sin embargo, resulta sorprendente que ninguno de ellos dejara obra civil ni documentación contrastada, por lo que el mérito sigue siendo del almirante que, aunque no fuera el primero, sí que sentó bases de permanencia. Cuando llegó a América halló población por lo que resulta evidente que tuvo antecesores en la colonización del territorio. No obstante, hay algunos hechos que no se han explicado bien, dejándolos en un atractivo misterio. Uno de ellos tuvo lugar en el primer viaje colombino cuando aparecieron en el cielo extrañas luces que guiaron a los navegantes hasta Jamaica. Otro es el descubrimiento por Balboa de un poblado de negros en las selvas de Darién.

Un nuevo territorio: Quareca

Cuando Vasco Núñez trataba de llegar al mar del Sur del que conocía su localización, tuvo que atravesar tierras hostiles, enfrentarse a naciones locales y establecer alianzas con caciques que le ayudaron. Y en ese largo viaje por la selva cada paso era un descubrimiento porque todo era novedoso para los seguidores del extremeño. El último obstáculo antes de llegar al Pacífico fue el territorio de Quareca cuyo cacique Torecha se le enfrentó con una fuerza armada poderosa que fue vencida con facilidad gracias a la acción de los perros, rematada por los hombres de Balboa que con arcabuces y espadas destrozaron el ejército indio y al propio Torecha. Fue en esta región dónde se hizo el hallazgo misterioso.
Dos fuentes se refieren al hecho. Una son las Décadas del Nuevo Mundo de Pedro Mártir de Anglería. Este humanista cortesano nunca estuvo en América, pero escribió siguiendo las informaciones proporcionadas por testigos. En su casa de Valladolid recibió a Martín Fernández de Enciso, Zamudio y Gonzalo Fernández de Oviedo que volvían del Darién y conocían de primera mano lo ocurrido en el istmo.
Mártir de Anglería dedica un párrafo en el primer capítulo de la tercera década de su obra que dice así: «Encontraron allí esclavos negros de una región que dista de Cuarecua solo dos días, en la cual no se crían más que negros, y éstos feroces y sobremanera crueles. Piensan que en otro tiempo pasaron de la Etiopía negros a robar y que, naufragando, se establecieron en aquellas montañas. Los de Cuarecua tienen odios intestinos con esos negros, y se esclavizan mutuamente o se matan».
La otra información de la época se debe a Bartolomé de las Casas que, sin presenciar personalmente los hechos, sí que vivió en Santa María la Antigua de Darién y trató a diario con los testigos. Cuenta someramente en su Historia General de Indias, en volumen III capítulo LVII, el ataque a los negros y su puesta en fuga después de haber matado a seiscientos. De las Casas parece confundir el territorio con el cacique, considera que Torecha era el Rey negro y exagera, como era su costumbre, en la cifra de muertos que resulta muy improbable.
Este descubrimiento de una aldea donde vivían negros de igual apariencia a la de los esclavos africanos que llevaban los conquistadores ha sido fuente de teorías atractivas para los amantes de misterios sin descubrir, para los que impugnan la historia oficial y para los partidarios de adelantar la llegada a América unos años antes de Colón.

Un nuevo poblado formado por esclavos libres

Mártir de Anglería da algunos detalles que conviene repasar. Los representa feroces con los indios locales, lo que produjo una reacción de estos y un estado de violencia generalizada. Posiblemente llegaran a practicar el canibalismo. Una prueba en contra de los obstinados mantenedores de la idea del buen salvaje en América ante de la llegada de los hispanos. Se esclavizaban mutuamente porque la esclavitud era una institución habitual en los pueblos precolombinos, de igual manera que entre europeos, asiáticos o africanos. Generalmente los esclavos formaban parte del botín de guerra y del estado de sumisión total que algunos Imperios americanos tenían implantados en el continente. No fue algo que llevaran los españoles.
Mártir los califica de etíopes pero hay que entender que Etiopía era casi toda el África, el lugar de procedencia de los esclavos negros. Y señalan que pasaron a Tierra Firme como consecuencia de un naufragio y allí se establecieron para robar. Pero no dice –porque no lo sabía– desde dónde pasaron al Darién. Lo que aprovechan los teóricos de los antecesores de Colón para suponer que lo hicieron desde África. Y se dedicaron a robar ya que lo primero que hacen los llegados, incluidos los españoles, es buscar comida donde la hubiere y era más fácil obtenerla de los que la poseían que esperar un año a la cosecha.
Sabemos que los primeros negros fueron llevados a Tierra Firme en 1508 por Diego de Nicuesa, gobernador de Nombre de Dios. Y los llevó desde La Española donde existía una población de esclavos africanos que llevaron los españoles. También sabemos que los esclavos trataban de huir de su condición y buscaban la libertad. Y que la selva de América les podía proporcionar un modo de vida similar al de su tierra de origen. Algunos de los esclavos que lograban huir se escondieron en la selva, formaron sus comunidades e incluso se mezclaron con indios dando lugar a mestizos. Este asunto lo ha estudiado muy bien Jean Pierre Tardieu en Cimarrones de Panamá (2009), por lo que es aceptable su hipótesis de considerar que fuera una población formada por esclavos cimarrones, procedentes de la misma Tierra Firme o escapados de La Española. Pero tampoco se puede descartar que fueran náufragos de barcos desviados por los alisios que nunca volvieron a sus orígenes.
Comentarios
tracking