Fundado en 1910

24 de mayo de 2024

Mosaico de Alejandro Magno hallado en una casa patricia en Pompeya

Mosaico de Alejandro Magno hallado en una casa patricia en PompeyaWikimedia Commons

Descubren una pequeña pieza de bronce con el rostro de Alejandro Magno

Dos arqueólogos aficionados han descubierto en Ringsted (Dinamarca) una pequeña pieza de bronce, de unos tres centímetros de diámetro, decorada con el rostro del mítico monarca macedonio

Alejandro Magno, hijo de Filipo II de Macedonia y de la Princesa Olimpia de Eripo, es considerado por muchos como el militar más importante de la Antigüedad. Cuando murió en Babilonia con tan solo 32 años, su imperio se extendía desde Grecia hasta la India. Cientos años después de su muerte, Alejandro Magno seguía siendo una leyenda, convirtiéndose en el modelo a seguir de muchos emperadores romanos.
Así lo fue para el Emperador Caracalla, en el siglo III, quien se veía a sí mismo como una reencarnación de Alejandro Magno. Durante el reinado del tirano emperador romano, se enfrentaron dos ejércitos germánicos en una gran batalla en Illerup Ådal, en la península de Jutlandia (Dinamarca): muchos perdieron la vida en la batalla, y las espadas, arcos, flechas, lanzas y escudos que quedaron fueron sacrificados a los dioses y colocados en un lago.
Siglos después, unas excavaciones arqueológicas realizadas entre 1975 y 1985 sacaron a la luz en el lugar más de 15.000 objetos, entre ellos un disco de plata dorada decorado con la imagen de Alejandro Magno, lo que demostró la importancia de su figura incluso en un lugar tan remoto como aquel. Ahora, dos arqueólogos aficionados han descubierto en Ringsted (Selandia, Dinamarca) una pequeña pieza de bronce, de unos tres centímetros de diámetro, decorada con el rostro del mítico monarca macedonio.
Pieza de bronce encontrada en Ringsted (Dinamarca) que representa a Alejandro Magno portando los cuernos de carnero del dios Zeus Amón

Pieza de bronce encontrada en Ringsted (Dinamarca) que representa a Alejandro Magno portando los cuernos de carnero del dios Zeus AmónMorten Peternsen / Museo Vestsjælland

En un principio, sus descubridores no reconocieron al personaje representado, pero los investigadores supieron apreciar en él el rostro de Alejandro Magno gracias a los mechones de cabello ondulados y los cuernos de carnero, que son característicos del dios Zeus Amón. «Se trata de un hallazgo único en Escandinavia relacionado con una de las personalidades más famosas de la historia mundial. Esta pieza habría sido elaborada alrededor del año 200 d.C., una época llamada Edad del Hierro romana», afirma Freerk Oldenburger, arqueólogo del Museo Vestsjælland.
El descubrimiento de esta pieza de bronce ha planteado diversas preguntas sobre su función: «¿Era un disco decorativo para el escudo o un soporte para la espada (cinturón)?, ¿fue elaborada por los romanos a partir de una estatuilla refundida o la fundición tuvo lugar en Selandia? Finalmente, si la pieza fue moldeada por los romanos, ¿cómo acabó en un campo de batalla cerca de Ringsted?, y, más importante aún, ¿cuál era el significado del rostro de Alejandro para los germanos que vivían en Dinamarca hacia el año 200? ¿Creían que el retrato podría traerles suerte en el combate?», indica la nota oficial del Museo Vestsjælland.
Todas estas cuestiones se podrán resolver cuando se lleven a cabo análisis y estudios más detallados y con ellos, aclarar el motivo por el que el rostro de Alejandro Magno haya aparecido en una isla de Dinamarca.
Comentarios
tracking