29 de junio de 2022

Un australiano deposita su voto en el colegio electoral de Bondi Beach

Un australiano deposita su voto en el colegio electoral de Bondi BeachAFP

El Partido Laborista lidera las encuestas tras el cierre de urnas en Australia

De lograr la mayoría del voto, Anthony Albanese se convertiría en el primer Laborista a la cabeza del Gobierno desde 2013.

Australia elige primer ministro tras un periodo electoral marcado por la guerra en Ucrania, la tensión entre China y Taiwán en el Pacífico, y las secuelas de una pandemia que gestionaron con excepcional rigor.
Cuando concluyeron las votaciones, al cerrarse los últimos colegios electorales en la costa oeste del país, las proyecciones de voto auguraban una victoria marginal del Partido Laborista y del candidato opositor.
De lograr la mayoría del voto, Anthony Albanese se convertiría en el primer Laborista a la cabeza del Gobierno desde 2013.
Dos de las encuestas finales lo situaban dos puntos por delante de la coalición que lidera Scott Morrison, actual primer ministro.
La actitud abrumadora y ligeramente desesperada de Morrison durante las reñidas seis semanas de campaña podría haber sido causantes de su probable derrota; él mismo reconoció ser «un poco como una apisonadora».
Unos 17,2 millones de australianos ejercieron su derecho a voto, alrededor de la mitad de manera anticipada o postal, en unos comicios que han transcurrido sin incidentes.
Según las proyecciones oficiales, con un 25 por ciento del escrutinio, los laboristas lideran las votaciones en 66 jurisdicciones, mientras que la coalición liberal del primer ministro, Scott Morrison, lo hace en 54 jurisdicciones.
A pesar de la ventaja preliminar de los laboristas, la agencia EFE consideró que es probable que ninguna de las dos principales fuerzas políticas, que tradicionalmente se reparten el poder, logre la mayoría absoluta, por lo que tendrán que hacer pactos para gobernar.
«No hay una tendencia clara», dijo un analista local al pronosticar que «va a ser una noche larga».
En estos comicios se eligen a la totalidad de los 151 miembros de la Cámara de Representantes, así como a 40 de los 76 miembros del Senado.
La campaña electoral ha girado principalmente sobre aspectos económicos y el aumento del coste de vida, a raíz de la inflación del 5,1 % -la más alta en décadas-, además del cambio climático y la política exterior.
Comentarios
tracking