27 de septiembre de 2022

Tropas ucranianas en la ciudad de Slovyansk

Tropas ucranianas en la ciudad de SlovyanskAFP

102 días de guerra en Ucrania

Rusia vuelve a bombardear Kiev y Putin acusa a Occidente «de querer prolongar el conflicto»

La capital ucraniana despertó entre bombardeos por primera vez en varias semanas, mientras las fuerzas rusas se concentran en tomar Severodonetsk

Parecía que Rusia desplazó su estrategia hacia el sureste, donde, en la región del Donbás, sus fuerzas libran una sangrienta batalla. Sin embargo, la capital vuelve a verse agredida: Kiev despertó entre bombardeos, tras varias semanas de relativa calma.
«Hubo explosiones en los distritos de Darnytskyi y Dniprovskyi, en la capital. Los servicios ya están trabajando para despejar la zona», anunció el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, a través de la red Telegram.
La ciudad se cubrió de una densa humareda negra. No hubo muertos, pero si heridos, y una persona se encuentra hospitalizada, según Klitschko. De acuerdo con la agencia Reuters, el bombardeo tenía por objetivo la red de trenes que desemboca en Kiev, y conduce a otras zonas del país.
A pesar de los constantes ataques a Ucrania por parte de las fuerzas rusas, y la destrucción que causan, la capital disfruta desde hace semanas de cierta tranquilidad. La peor parte de la ofensiva se la está llevando Severodonetsk, en Luhansk, a casi 700 kilómetros de Kiev.
Rusia concentró sus esfuerzos en la esta ciudad industrial, que pronto se ha convertido en uno de los mayores campos de batalla de esta guerra. La estrategia de Moscú es capturar las dos provincias separatistas, Luhansk y Donetsk, de mentalidad prorrusa desde antes de la guerra.
Serhiy Gaidai, gobernador de Luhansk, declaró que las fuerzas ucranianas aún controlaban la mitad de la ciudad, pero a duras penas.
«Ha sido una situación difícil, los rusos tomaron un 70% de Severodonetsk, pero en los últimos dos días los hemos repelido. Ahora la ciudad está mas o menos dividida por la mitad», señaló Gaidai en declaraciones televisadas.
Por su parte, el ministerio de Defensa británico apoyó la afirmación de Gaidai. Según su inteligencia, los contraataques de Ucrania en las últimas 24 horas estaban reduciendo la ventaja operacional que previamente tenían las fuerzas de Rusia.
Moscú, por otro lado, presumió de las victorias de su ejército en la ciudad. Según Ucrania, las fuerzas enemigas seguían llevando a cabo operaciones de asalto con artillería, y controlaban la parte del este de Severodonetsk.
«Es una situación tensa, complicada. Nuestros soldados están haciendo todo lo posible para apartar al enemigo de aquí», lamentó el alcalde de la ciudad asediada. Agregó que ya estaban experimentando escasez de suministros de comida, carburante, y medicina.

Provocaciones de guerra

A pesar del recrudecimiento en la ofensiva, la ayuda occidental podría tardar en llegar.
Rusia afirmó que destruyó blindados entregados a Ucrania por países del este de Europa mediante los ataques aéreos en Kiev.
«Misiles de alta precisión y de largo alcance disparados por las fuerzas aeroespaciales rusas sobre el suburbio de Kiev destruyeron tanques T-72 entregados por países de Europa del Este y otros blindados que se encontraban en hangares», declaró el vocero del ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov.
El presidente ruso Vladimir Putin advirtió este domingo que Rusia atacará nuevos objetivos si los países occidentales entregan misiles de largo alcance a Ucrania, y juzgó que los actuales envíos de armas buscaban «prolongar el conflicto».
Si Ucrania recibe misiles de largo alcance, «entonces sacaremos las conclusiones apropiadas y utilizaremos nuestras armas (...) para atacar objetivos que no hemos atacado hasta el momento», amenazó Putin, citado por las agencias de prensa rusas.
Comentarios
tracking