30 de noviembre de 2022

El aeropuerto internacional Taoyuan, cerca de la capital de Taiwán, Taipéi

El aeropuerto internacional Taoyuan, cerca de la capital de Taiwán, TaipéiWikipedia / rayhsinchang

Amenaza de bomba en el aeropuerto de Taiwán, en plena tensión por la inminente visita de Pelosi

La empresa operadora del aeropuerto, que está ubicado a 24 kilómetros de Taipéi, recibió información que advertía de la colocación de tres artefactos explosivos en sus instalaciones

El aeropuerto Internacional de Taoyuan, en Taiwán, sonó las alarmas por una amenaza de bomba. La advertencia sucede horas antes del aterrizaje de Nancy Pelosi, presidenta del Congreso de Estados Unidos, en un viaje descrito como una «provocación» para China.
Según informó la agencia de noticias taiwanesa CNA, la empresa operadora del aeropuerto, que está ubicado a 24 kilómetros de Taipéi, recibió información que advertía de la colocación de tres artefactos explosivos en sus instalaciones. A pesar de que la Policía no encontró «nada sospechoso» dentro del recinto, se estrecharon las medidas de seguridad.
La Oficina de la Policía de la Aviación de Taiwán declaró que había asignado una patrulla para «reforzar la seguridad del aeropuerto y garantizar la estabilidad de los vuelos».

Tiempo de tensión

La amenaza, altamente inquietante para el personal del aeropuerto, y para el Gobierno de Taiwán, llega en un momento de tensión por la visita sorpresa de Nancy Pelosi a Taipéi.
China ya advirtió de «graves consecuencias» si la política se atrevía a pisa Taiwán. Durante su llamada telefónica con el presidente Joe Biden, que duró dos largas horas, el líder chino Xi Jinping le advirtió que «no jugase con fuego» en lo que respecta a la pequeña isla del Pacífico.
De la misma manera, el Coronel Tan Kefei, portavoz del Ministerio de Defensa de Pekín, amenazó: «Si EE.UU. insiste en seguir adelante, el ejército chino no se quedará de brazos cruzados, y tomará duras medidas para truncar cualquier interferencia externa en las iniciativas separatistas de Taiwán».
Para dar peso a la intimidación, China ha pertrechado el estrecho de Taiwán con cazas y un destructor, y está llevando a cabo ejercicios militares al ras de las aguas taiwanesas.
Pekín no reconoce la soberanía de Taiwán, y considera que su territorio no es más que una provincia china. No descarta recuperarlo, ya sea por la vía diplomática, o por la fuerza, tarde o temprano.
Comentarios
tracking