29 de enero de 2023

Un edificio en La Habana, Cuba

Un edificio completamente derruido en La Habana, consecuencia de la crisis de infraestructuras cubanasEFE

Más del 72 % de los cubanos vive en la pobreza y recurre a los sobornos para sobrevivir

La dantesca gestión del régimen castrista propicia el extremo deterioro de los derechos sociales en la isla, así como la más que preocupante crisis alimentaria

Más del 72 % de los cubanos vive por debajo del umbral de la pobreza y solo el 14 % espera que su situación personal mejore en un futuro próximo.
Son datos del informe sobre el estado de los derechos sociales en Cuba, presentado este jueves en Madrid por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).
Este informe, «confirma el extremo deterioro de los derechos sociales en la isla, debido a las crisis estructurales y a la falta de voluntad política de las autoridades para hacer los cambios que el país necesita», señala el OCDH en un comunicado.
En cuanto al umbral de pobreza, el estudio se basa en los estándares del Banco Mundial, que lo sitúa en la percepción de 1,90 dólares diarios. A finales de septiembre el dólar rebasaba en Cuba los 180 pesos cubanos.
El informe destaca que para el 64 % de los cubanos, la crisis alimentaria continúa siendo el principal problema, seguido de la llamada «tarea ordenamiento» (las ineficaces medidas económicas impulsadas por el Gobierno de la isla) y de la inflación.
Cada vez más, el sistema político y el Gobierno son señalados como los principales causantes de la crisis cubana.
La mayoría de la población califica la calidad de su alimentación y la de su familia como deficiente (54 %). Para la mayor parte, el rendimiento de los productos adquiridos con la libreta de racionamiento es de solamente unos 10 días al mes, indica el estudio.
Sobre la situación sanitaria señala que la mayoría de la población (56 %) se ve en la necesidad de hacer algún tipo de soborno.
Los regalos o pagos extraoficiales para ser atendidos en el sistema de salud pública son habituales, lo cual constituye una clara señal de lo instalada que está la corrupción en el régimen castrista.
Un 80 % de la población no consigue en la farmacia los medicamentos que necesita. Un 57 % los obtuvo gracias a la ayuda de iglesias, familiares en el extranjero o por otras vías (mercado negro, solidaridad interpersonal, trueques…).
El estado de las infraestructuras del país es pésimo. El 44 % de las viviendas necesitan rehabilitación o reparación, y el 12% está en peligro de derrumbe.
Otro de los aspectos que sobresale en el informe es la visión de que el gobierno y el sistema político están entre los principales problemas del país. Los jóvenes entre 18 y 30 años se refieren significativamente al sistema político como el principal problema.
Durante la presentación del estudio, el OCDH aseguró que «el panorama de los derechos sociales en Cuba es un mensaje contundente hacia aquellos que en el exterior todavía creen que el modelo cubano es imitable en sus países. Son más de seis décadas con un modelo político, económico y social que no funciona»
«La mayoría de la población vive precariamente debido a la falta de alimentos, medicinas y el deterioro de todos los servicios públicos», declaró la OCDH.
«Este descalabro está en la base de las protestas que han ocurrido en las últimas semanas en diversas localidades de la isla, en las que los reclamos son de libertad», afirma la organización.
Comentarios
tracking