29 de enero de 2023

Pancarta Castillo

Opositores a Castillo queman una pancarta con el rostro del expresidente CastilloAFP

Perú

Pedro Castillo permanecerá al menos siete días en prisión provisional tras su intento de autogolpe

El expresidente peruano se negó a contestar al interrogatorio de la Fiscalía. Las autoridades judiciales ven alto riesgo de fuga

El recorrido judicial de Pedro Castillo por el delito de rebelión tras intentar dar un golpe de Estado se prevé largo para el expresidente peruano
Como primer paso, Castillo pasará los próximos días en prisión provisional ordenada por el Juzgado Supremo de Investigación preparatoria del Poder Judicial.
En concreto, informó Peru21, el magistrado Juan Carlos Checkley estableció una prisión provisional de siete días empezando desde el momento de su detención el pasado 7 de diciembre.
Es decir, Castillo permanecerá en prisión como mínimo hasta el próximo 13 de diciembre mientras avanza la investigación por el delito de rebelión o, como alternativa, de conspiración.
La medida de prisión provisional se justifica con el argumento de que existe la posibilidad de fuga del expresidente.
En ese sentido, en la argumentación de la magistratura se subraya que Castillo «fue intervenido con su núcleo familiar cuando se dirigía a la Embajada de México para asilarse».
Por otro lado, la Justicia ha rechazado también el habeas corpus presentado por los abogados de Castillo para tratar de lograr su liberación.
Castillo, sin embargo, se ha negado a colaborar con la Justicia y no ha contestado a ninguna de las preguntas planteadas durante el interrogatorio preliminar.
Según Perú21, el interrogatorio se centró en los detalles sobre cómo se orquestó el fallido autogolpe ejecutado por Castillo. Sin embargo, el expresidente no quiso responder al interrogatorio dirigido por la fiscal de la Nación, Patricia Benavides.
Castillo, además, convocó nuevas elecciones legislativas para constituir una cámara constituyente que debería redactar una nueva Constitución.
Sin embargo, el Congreso consideró la maniobra presidencial como anticonstitucional y votó la destitución del presidente.
Castillo acabó destituido y detenido cuando se dirigía a la Embajada de México para solicitar asilo. Ahora deberá defenderse de las acusaciones de rebelión por el intento de golpe de Estado.

Temas

Comentarios
tracking