Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Putin propaganda

Carteles de propaganda con el rostro de Vladimir Putin en MoscúAFP

291 días de guerra en Ucrania

«Nos considerarán culpables a todos»: el Kremlin difunde el miedo a la derrota en Ucrania

Ante la falta de victorias militares para vender ante la sociedad rusa, el Kremlin recurre al miedo para lograr apoyo popular a la guerra en Ucrania

Los largos meses de guerra causan un gran desencanto en la sociedad rusa que, al comienzo de la invasión de su Ejército a Ucrania, recibieron con entusiasmo la nueva aventura imperialista de Vladimir Putin.
Ahora, en cambio, los rusos huyen al extranjero cuando sospechan que podrían ser llamados a filas y enviados a una trinchera en Donetsk.
La estrategia del eufemismo –llamar «operación militar especial» a la guerra–, el empleo de símbolos como la Z o la cinta de San Jorge y los mensajes sobre un nuevo y victorioso imperio ruso ya no calan como antes en la población rusa.
Como consecuencia, el Kremlin ha decidido cambiar de estrategia para frenar el desapego de la aletargada sociedad rusa y ha ordenado a sus órganos de propaganda que difundan el miedo a la derrota en Ucrania: «Nos considerarán culpables a todos».
El uso del miedo como fórmula para lograr el apoyo popular a la invasión, ocupación y anexión de territorio ucraniano –y todos los crímenes de guerra y lesa humanidad que llevan aparejados– es resultado de un fracaso.
Sea cual sea el resultado de la guerra en los próximos meses, Rusia ha perdido, quedará aislada internacionalmente, convertida en un paria y con una economía y un Ejército tan deteriorados que difícilmente el régimen de Putin podrá volver a influir en nada a nivel geopolítico.
Los periodistas y blogueros al servicio de la propaganda del Kremlin se han dado prisa en cumplir las nuevas directrices del gobierno ruso.
La presentadora estrella de Rossiya 1, canal de televisión estatal, Olga Skabeyeva –a la que se conoce con el sobrenombre de «Muñeca de Hierro de Putin» – advirtió que si Rusia sale derrotada de Ucrania los ciudadanos rusos en el extranjero serán arrestados, informó The Times.
Skabeyeva, que con su altavoz propagandístico se dedica a desinformar y a intoxicar a la sociedad rusa, afirmó que todos los ciudadanos rusos sufrirán el castigo de las potencias occidentales: «Todos serán considerados culpables, sin excepciones».
Añadió: «Lo que está en juego (en Ucrania) es la existencia misma del país, la existencia de cada uno de los ciudadanos rusos».
Otra de las voces más conocidas en los medios de propaganda rusos, la directora de Russia Today, Margarita Simonyan, insiste una y otra vez en que si Rusia pierde la guerra «La Haya vendrá hasta a por el conserje que barre los adoquines del Kremlin».
Sin embargo, se mostró muy crítica con esos sentimientos que considera cobardes: «A lo que deberían de tener miedo es a la derrota, a ser humillados, a traicionar a su propio pueblo».
Vladimir Solovyov, otro de los más agresivos partidarios de la guerra de la televisión rusa, insiste de forma periódica en que Rusia debería lanzar ataques nucleares contra Ucrania y los países de la OTAN.
Defiende su postura en que es preferible que el mundo acabe destruido a que Rusia sea derrotada en Ucrania.
Comentarios
tracking