Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

MontecassinoHermann Tertsch

Tormenta de oprobio

El mundo constata estupefacto que en España gobierna un personaje delirante sin respeto a la verdad ni al prójimo

Actualizada 08:59

En Israel no se lo podían creer. Porque, como el resto del mundo, no conocían aun la verdadera cara de Pedro Sánchez. Después de repetir un día sí y otro también que Israel comete matanzas deliberadas de población civil y especialmente de niños, es decir que Israel es un estado genocida.
Después de difundir, defender y promover en todos los medios que controlan sus huestes periodísticas vasallas la propaganda de Hamás, los datos (falsos siempre) de Hamás y las intoxicaciones de Hamás, Sánchez calificaba de anécdota el vídeo que con todas las inconcebibles atrocidades de Hamas el 7 de octubre, grabadas por sus autores, se le mostró en su visita a Israel.
Pero no solo en Israel han sabido en estos días lo que millones de españoles sabemos desde mucho antes de que el jefe del gobierno decidiera que valía la pena y el riesgo perpetrar un golpe de Estado con la amnistía que le exigían a cambio de sus votos los criminales golpistas huidos. Para conseguir la mayoría, seguir en el gobierno y por tanto prolongar la impunidad propia. Porque quien se amnistía aquí ante todo es Sánchez y su núcleo duro de golpistas ya consumados.
Pero Sánchez no solo ha agredido a Israel estos días. Desde Italia, el ministro de exteriores, Antonio Tajani, que emocionó a los españoles en el teatro Campoamor al recibir el Premio Princesa de Asturias con un canto a España, su historia y su grandeza que Sánchez ni concibe, respondió a los insultos del jefe de gobierno español al gobierno italiano, en una obsesión hostil hacia Giorgia Meloni que dinamita toda cortesía, buenas formas y relaciones civilizadas en la diplomacia. Tajani le dejó saber a Sánchez que también en Roma saben ya que está desmantelando el Estado de derecho y la democracia en España con sus cómplices separatistas.
Bulgaria y Rumanía también han sabido cómo se la gasta el matonismo sanchista esta vez por boca del aventajado discípulo en la ignominia y la mezquindad que es el ministro Albares. Este ha amenazado a ambos países con vetar su entrada a Schengen si no apoyan la maniobra impuesta por los separatistas de acabar con el español como la lengua común y única de representación exterior en el Parlamento Europeo.
La diplomacia nacional al servicio de los golpistas con amenazas a otros países es un fenómeno tan vil y rastrero que probablemente no se haya visto en la larga historia de la diplomacia española. Pero estos no dejan de romper moldes. Y cada día se parecen más a los tiranos criminales que tienen por socios en el Foro de Sao Paulo.
Insultos y amenazas hacia afuera y represión e intimidación masiva hacia dentro. Es como si la alianza golpista hubiera aprendido, inducida por miles de maletas de Delcy a lo largo de los años, a copiar todas las formas de actuación de creación de un nuevo régimen sobre las ruinas de las instituciones democráticas extintas. Con la clara advertencia a todo el que quiera recordar y defender las leyes hasta ahora vigentes de que no habrá ningún escrúpulo en destruirle. Puro socialismo del siglo XXI.
De momento, Israel ya ha retirado a su embajadora en España. Es lógico. Un jefe de gobierno que habla con datos de Hamás y tiene a todos los medios bajo su control difundiendo pura propaganda de Hamás es un enemigo del pueblo de Israel y mientras él esté en el cargo pocos avances puede haber.
Porque el repetido mensaje de Sánchez acusando a Israel de matanza deliberada de población civil y especialmente de niños es una salvajada, una falsedad insoportable, propia de los enemigos mortales de Israel como los regímenes de Irán o Venezuela con los que España no solo se ha ido alineando. Son regímenes a los que mucho debe la existencia de esta alianza siniestra que ya encauzó José Luis Rodríguez Zapatero, el asesor que comparte Sánchez con el mayor asesino y uno de los mayores narcotraficantes de América que es Nicolás Maduro.
La Comisión de la Unión Europea desmintió ayer a otro de los cabecillas de la banda de malhechores que es el gobierno español, el triministro Bolaños. Mintió Bolaños al decir que no hay preocupación en la Comisión como están mintiendo todos los que hace tres meses se imputaron por los actos actuales al decir que la amnistía es ilegal, imposible e inconstitucional y por tanto un crimen contra el Estado. Que es lo que están perpetrando.
Pensar que pueden distraer sembrando incendios diplomáticos es creer que todo el mundo tiene tan poca información como los españoles que solo acceden a medios obedientes al poder con tertulianos y periodistas lacayos y obsequiosos hasta la náusea.
Y no entienden que aunque ellos solo vivan para sus miserables ambiciones, beneficios y medros la historia está en movimiento con inmensa gravedad y trascendencia. Israel tiene el deber de destruir a Hamás y lamentarse por que no pare mientras no haya terminado es querer ayudar al enemigo. Los aliados destruyeron totalmente Berlín y Tokio porque había un objetivo irrenunciable de acabar con el nazismo y el expansionismo imperial japonés. Pues sepan todos que el 7 de octubre fue Pearl Harbour para Israel.
Aunque estemos aquí siempre hablando de malhechores, cobardes e indolentes cada vez son más los españoles y demás europeos que saben lo que esta en juego.
La voluntad de Israel de defenderse es la voluntad de Israel de existir. Gaza es un frente más de una guerra híbrida de una alianza totalitaria contra la civilización occidental. Ojalá muestren las naciones europeas la misma voluntad de existir cuando llegue momentos decisivos.
Comentarios
tracking