Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Mike Johnson

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Mike JohnsonAFP

La Cámara de Representantes de EE.UU. votará el sábado la ayuda militar a Ucrania, Israel y Taiwán

La votación constituye la última oportunidad de Kiev para conseguir las armas necesarias para frenar a Rusia

Ucrania contiene el aliente ante un punto de inflexión inesperado que podría devolver a sus fuerzas a la vida tras meses de escasez absoluta de municiones precisamente en el momento en que más cerca están de desmoronarse.
El presidente de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, Mike Johnson, anunció que someterá a votación el próximo sábado 20 de abril tres paquetes de ayuda militar a Israel, Ucrania y Taiwán.
Se trata, tal vez, de la última oportunidad de Ucrania de acceder a los 60.000 millones de dólares de ayuda militar adicional prometidos por el presidente Biden.
Hasta ahora, los representantes republicanos de la órbita de Donald Trump habían bloqueado de forma inflexible el paquete de ayuda.
Sin embargo, ni mucho menos su votación implica que se vaya a aprobar de forma automática. El camino desde hoy hasta el sábado será arduo. Los demócratas deberán convencer a los republicanos no comprometidos con las tesis de Trump para que respalden el proyecto.
Ahora, la amenaza de la destitución pende sobre su cabeza por el rechazo de sus correligionarios del Partido Republicano. No obstante, es poco probable que los demócratas le dejen caer.
La aprobación de la ayuda a Ucrania permitirá al Pentágono inundar de nuevo los almacenes ucranianos de municiones y armas.
Esa llegada masiva permitiría a las fuerzas de Kiev frenar la ofensiva rusa, estabilizar el frente, frustrar los planes de Putin de un rápido avance que doblegue a Ucrania a corto plazo y aspirar a emprender una nueva contraofensiva en 2025.
Si no se aprueba el sábado la ayuda, se podría dar por descartada cualquier ayuda futura estadounidense y se abrirá un escenario inédito en el que, lo más probable, es que Ucrania termine derrotada este mismo año 2024.
Comentarios
tracking