29 de septiembre de 2022

Cierre de campaña del Rechazo al plebiscito de Chile

Cierre de campaña del Rechazo al plebiscito de ChileEfe

Cuenta atrás para el plebiscito que decide el futuro Chile

Los chilenos respirarán algo más tranquilos si gana el Rechazo o se agudizará un proceso de radicalización y de toma del poder total del progresismo

Hoy domingo 4 de septiembre, los chilenos votarán si aprueban o rechazan una propuesta de nueva Constitución. La mayoría de las encuestas anticipan que la opción Rechazo, será la ganadora. Se estima que obtendría 54%, versus 46% de la opción Apruebo.
En las últimas elecciones presidenciales en diciembre de 2021, el candidato de derecha obtuvo 44% y el actual gobernante de extrema izquierda obtuvo 56%. En el plebiscito de entrada, en octubre de 2020 un 78,28% de los votantes aprobó ir adelante con una nueva Constitución, la que sería redactada por 155 constituyentes, incluyendo 17 representantes de «pueblos originarios».
El nuevo texto fracciona Chile en 11 naciones, amenaza el estado de derecho y debilita al Poder Judicial, además de eliminar el Senado de la República. A todo lo anterior, debemos sumar el pésimo desempeño del gobierno del joven Boric, cuyo gabinete ministerial ha resultado un desastre.
La economía chilena no crece, la inflación aumenta y la delincuencia y el terrorismo están en apogeo. Los grupos anarquistas, con armamento pesado, siguen atacando la zona centro sur de Chile y la inmigración ilegal continúa impune en el extremo norte.
Boric, ha iniciado un proceso de acercamiento con los gobiernos de extrema izquierda de la región. Bolivia, Argentina y México son sus principales aliados, mientras que Venezuela, Cuba y Nicaragua no reciben críticas de Boric.
El presidente chileno ha potenciado la reducción de jornada laboral a 40 horas semanales, intentando acercarse a los guarismos de los países de la OCDE, sin considerar que la productividad de un trabajador chileno está muy lejos de la de un país desarrollado.
El discurso gobiernista gira en torno a la paridad, la inclusión, el feminismo extremo y la plurinacionalidad. Se propuso ya un aumento de impuestos importante, mayores royalties a la minería y una confiscación de los derechos de agua, lo que anticipa una severa crisis en la agricultura chilena.
Aunque Boric ya gobierna Chile hace 6 meses, aún no se nominan embajadores en China, México y Brasil. También hay numerosas posiciones relevantes en regiones, que aún no tienen funcionarios operando. La gran pregunta que se hacen los chilenos es ¿Qué pasará si triunfa el Rechazo?

Boric ha planteado que se respetaría lo expresado por el pueblo en el plebiscito de entrada, lo que implicaría empezar todo el proceso de nuevo

Boric ha planteado que se respetaría lo expresado por el pueblo en el plebiscito de entrada, lo que implicaría empezar todo el proceso de nuevo. Esto tiene costos altísimos para el Estado de Chile, pero en rigor el costo lo asumen los contribuyentes. Además, Chile está semiparalizado con un proceso muy desgastante para la ciudadanía. Los inversionistas locales y extranjeros, están a la espera de que la economía se estabilice y vuelva a crecer, cuestión no previsible en el corto plazo.
El proceso de campaña pre plebiscito de salida, ha estado plagada de interferencias e intervenciones ilegales de personeros del gobierno, que no han respetado en lo más mínimo, la prescindencia exigida por la ley.
La izquierda chilena está desesperada, pues siempre pensó que el plebiscito de salida sería un mero trámite y ahora se está transformando en un escollo insalvable.
Hoy por la noche los chilenos respirarán algo más tranquilos si gana el Rechazo o se agudizará un proceso de radicalización y de toma del poder total por parte de los progresistas extremos, en caso de triunfar la opción Apruebo.
* Andrés Montero es columnista, autor y empresario chileno
Comentarios
tracking