23 de mayo de 2022

Dron de la DGT en acción

Dron de la DGT en acción

Motor y tráfico

Máquinas de multar: así nos vigilan los nuevos drones invisibles de la DGT

El parque aéreo de estos dispositivos está formado por 39 drones

A día de hoy la DGT cuenta con un parque aéreo de 39 drones de vigilancia. Una veintena de los mismos pertenecen a la moderna serie Thyra V109. Los más modernos, pequeños y sofisticados, lo que los hace prácticamente indetectables en el horizonte a simple vista. De hecho lo más normal es confundirlos con un pájaro.
En este caso el despliegue se acompaña de 19 unidades de apoyo, que son menos potentes y modernas y pertenecen a las series M200, Phantom 4 y Thyra V105.

A 120 metros de altitud

Los Thyra V109 pesan 6,2 kilos, con una autonomía de funcionamiento de 40 minutos y un rango de acción de 10 kilómetros. Alcanzan los 80 km/h y suben hasta 120 metros de altitud. El resto ofrecen menos prestaciones, con 20 minutos de autonomía y un rango de acción entre 3 y 7 kilómetros.
Dron DGT

Dron DGT

En este caso cuentan además con zoom óptico x40, digital x6 y sistema de seguimiento tracking automático de los vehículos seleccionados. Su radio de acción se extiendo 500 metros en todas direcciones, lo que quiere decir que nos puede multar a medio kilómetro de distancia.

Máquinas de multar

Vamos, un alarde tecnológico en toda regla que metidos en harina se convierten en verdaderas máquinas de multar. Todos son de fabricación española, y su entrada oficial en funcionamiento tuvo lugar en mayo de 2019.
Para su funcionamiento la DGT ha formado a 35 agentes piloto, recordemos que para ponerlos en vuelo es necesaria una cualificación, en paralelo ha cualificado a 60 en el manejo de cámaras, como operadores.
De hecho, la DGT está acreditada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Este tipo de aparatos deben ser controlados por dos operarios; uno al frente de la dirección del dron y el segundo del sistema de visión. Estos medios operativos forman parte de la Unidad de Medios Aéreos de la Guardia Civil.
Agentes desplegando los drones

Agentes desplegando los drones

En principio y pese a estar calibrados por el Centro Español de Metrología, no se están empleando para infracciones de velocidad, aunque podrían hacerlo. Sino que se centran en labor de inspección y detección de conductas temerarias e infracciones de diversa índole. Fundamentalmente todas aquéllas que afectan a la seguridad.
De hecho las infracciones más frecuentes de las más de 220 denuncias que emitieron en 2020 durante 430 horas de vuelo fueron las siguientes.

Las multas que habituales

  • 28 % prioridad de cruce
  • 16 % cinturón y sistema retención infantil
  • 12 % teléfono móvil
  • 12 % señales horizontales
  • 4 % adelantar a ciclistas sin distancia seguridad
Su funcionamiento no es tan sencillo como parece. Se despliegan desde una furgoneta con una gran superficie posterior para su despegue y posterior aterrizaje.
Como hemos dicho se operan siempre por dos personas. Una vez en el aire uno se ocupa de la cinemática del aparato mientras que el segundo hace de operador de cámara. Incluso puede fijar el vehículo objetivo que el dron seguirá de forma automática.

Infracción detectada

Una vez detectada y grabada la infracción actúan informando a una patrulla de Tráfico cercana para que procedan a multarle, siempre con la grabación como prueba.
Caso de no poder pararle se emite una denuncia automática tal y como ocurriría si una cámara de velocidad detecta una infracción.
Los 39 aparatos están distribuidos a lo largo de la geografía española, a razón de dos unidades por Comunidad, excepto Madrid que tiene 15 y País Vasco y Cataluña que no tienen ninguno al tener transferidas las competencias. Madrid se encarga también del control de Castilla La Mancha y de apoyo a provincias limítrofes.
Comentarios
tracking