22 de mayo de 2022

El astrolabioBieito Rubido

¡Que nos dejen ahorrar!

Los más desfavorecidos de la sociedad no saben qué es el ahorro y los ricos no tienen entre sus preocupaciones la cantidad de dinero con que disfrutar de su jubilación

El ahorro, en determinadas culturas como la nuestra, suele tener mal cartel. No así en los ambientes anglosajones o entre los calvinistas. Desde pequeño escuché que quien ahorraba no creía en la providencia, pero también leí en alguna parte que el ahorro es el inicio de todo éxito económico. No suelo ser de extremos en casi ninguna materia, así que no podré presumir de buen ahorrador. Ahora bien, tengo claro que el derroche no nos lleva a ninguna parte y que la actitud de la hormiga sigue prevaleciendo frente a la de la cigarra, a pesar de los tipos de interés cero. Así que no entiendo que este Gobierno de cultura del despilfarro maltrate, una vez más, a la clase media, la única que quiere y puede ahorrar en un plan de pensiones. Los más desfavorecidos de la sociedad no saben qué es el ahorro y los ricos no tienen entre sus preocupaciones la cantidad de dinero con que disfrutar de su jubilación. A pesar de todo, el Gobierno que dice de sí mismo que es el más progresista de la historia penaliza a los pequeños ahorradores. ¡Cuánto empeño en hacernos pobres y vulnerables! El paradigma comunista rezuma por todos los poros de la piel de una clase política que no toma ni una sola iniciativa en favor de los ciudadanos. Solo piensan en ellos y en sus estrategias. Permitan que ahorremos. Bajen los impuestos. Recuerden que el dinero no es propiedad de los gobernantes, sino de los ciudadanos.
Comentarios
tracking