22 de mayo de 2022

Misa en la Catedral de la Almudena en Madrid en 2020

Misa en la Catedral de la Almudena en Madrid en 2020GTRES

Memoria de actividades de la Iglesia

La pandemia esquilma el cepillo de la Iglesia, la principal vía de ingreso de las diócesis

La recaudación en las parroquias con motivo de la pandemia cae un 7 % durante los periodos de confinamiento, afectando de forma especial a las diócesis de Castilla y León por la limitación de aforo

La economía de las diócesis españolas se ha resentido durante el primer año de la pandemia ya que «casi la mitad de ellas presentan déficit», según consta en la Memoria Económica de la Iglesia española correspondiente al año 2020, presentada en la mañana de este jueves por el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, y la directora de la Oficina de Transparencia de la CEE, Ester Martín.
La CEE culpabiliza de esta situación a la «disminución de las aportaciones voluntarias que cae en un 7 %». Estas donaciones son la principal vía de ingresos de las diócesis de nuestro país y cayeron en consecuencia de las restricciones registradas durante la crisis sanitaria, como el aforo en las Iglesias.
En la presentación, Argüello ha recordado que en este periodo se perdieron muchas celebraciones y, por desgracia, cuando comenzó la nueva normalidad, la asistencia presencial disminuyó con respecto a los números habituales. Señala que esto fue por «la influencia del legítimo miedo que muchas personas sufrieron en ese año a la hora de participar en ceremonias grupales». No fue hasta principios de 2021 cuando se levantó el numerus clausus de las parroquias.
Sin embargo, en 2020 la labor social de la Iglesia se intensifica y se multiplica con motivo de la situación del país. En España se desplegaron 680 nuevas acciones asistenciales, sanitarias, educativas y pastorales o de acompañamiento, como programas de ayuda, teléfonos de atención o cesiones y espacios. Durante la pandemia, un claro ejemplo de esto es el aumento de un 67 % del número de capellanes en hospitales y lugares de atención a contagiados. Con respecto a las acciones educativas, un total de 1.400 alumnos se registraron en los colegios promovidos por órdenes y congregaciones religiosas, diócesis y otras instituciones eclesiales, que suman ya 1.525.215 alumnos. Tanto así que en el documento se exponen las 41 millones de horas dedicadas por los sacerdotes, religiosos y seglares a la actividad pastoral: acompañamiento, catequesis, formación o celebraciones.

La inflación también afecta a la Iglesia

Tras la pandemia y con la nueva normalidad del 2022, se ha entrado en una nueva crisis que también afecta a la Iglesia española. «La inflación la sufrimos todos», ha señalado antes de añadir que también están notando el nuevo repunte de las peticiones de ayuda.
En el primer año de la pandemia, la Iglesia Católica con la ayuda de sus centros asistenciales y sanitarios atendió a más de 4 millones de personas, más de la mitad de ellas en acciones para mitigar la pobreza, según recoge la Memoria.
La responsable de Transparencia de la CEE ha explicado que en 2020 se han contabilizado más de 40.000 nuevos declarantes a favor de la institución, registrándose un aumento de participación en 8 de las 17 comunidades autónomas, especialmente en Andalucía, Madrid, Castilla-La Mancha y Canarias. En consecuencia de esto, las contribuciones a través de la Asignación Tributaria en el IRPF dio a la Iglesia Católica un total de 297.680.216 euros. Aunque es una cifra menor a la de 2019, Argüello ha destacado que es «la segunda cifra más alta desde el comienzo de esta asignación», suponiendo un 23 % del total de la financiación que recibe la institución, según ha indicado Martín.
Una escuela infantil de las misioneras clarisas

Una escuela infantil de las misioneras clarisasCathopic

El valor económico de la Iglesia

La labor de la Iglesia española en este año es el «valor económico» que esta genera a través de su actividad asistencial y que alcanza los 589.629.655 euros. Se trata, según ha apuntado la CEE, de «un presupuesto mayor que la tercera comunidad autónoma en el ranking de gastos de actividades asistenciales». Dentro de este campo, la institución ha destacado el papel de dos organizaciones: Cáritas y Manos Unidas. Ambas, según ha informado, destinaron en 2020 415.848.464 euros al cumplimiento de sus fines.
Con respecto a la educación, la memoria recoge los 1.525.215 alumnos bajo la Iglesia y a estos hay que sumar los más de 40.000 que se atienden en centros de educación especial. Mostrando que los 2.419 centros concertados suponen un ahorro al Estado de 3.895 millones de euros. En el ámbito universitario, las 15 universidades vinculadas con la Iglesia dan clase a 121.925 alumnos, de ellos 97.897 son alumnos de grado y 24.028 de alumnos de posgrado.
En relación con el patrimonio, su cuidado y conservación, la memoria explica que, durante 2020, dedicó más de 52 millones a 471 proyectos que necesitaban rehabilitación. En los últimos 8 años, la Iglesia ha empleado 511 millones en el cuidado de su patrimonio, que en muchos casos es fuente de beneficio social y económico para todos.
Comentarios
tracking