Una niña durmiendo

Una niña durmiendoPexels

¿Es mejor dormir sobre el lado derecho o el izquierdo?

No hay nada más placentero que acostarse en la cama tras una larga jornada. Con las piernas estiradas, en posición fetal, boca arriba o boca abajo, cada uno tiene su postura ideal y, teniendo en cuenta que a lo largo de la vida se pasan unos 25 años durmiendo, la posición puede marcar una gran diferencia tanto en la salud como en el bienestar.
Numerosos estudios sobre el sueño coinciden en que dormir del lado izquierdo es la posición más saludable para la alineación y descanso del cuerpo. A esta postura se le atribuye el alivio de problemas como el reflujo gástrico, los ronquidos (apnea obstructiva del sueño) o la dificultad respiratoria. Además, estudios recientes han demostrado que favorece al drenaje linfático que se encarga de la limpieza de residuos del sistema nervioso central.
Esta es perfecta para personas que padecen dolores lumbares ya que es una posición neutral para la columna vertebral. Evita que el peso recaiga sobre esta zona, se disminuyen las posibilidades de presentar alguna dificultad respiratoria. Mejora si colocas una almohada ergonómica entre las rodillas.
Pero todo no son ventajas. El factor negativo de esta posición radica en que produce presión sobre las extremidades lo que puede llegar a provocar estrés en músculos y nervios al tiempo de una mala circulación sanguínea en la zona de apoyo, por lo que se sugiere colocar una almohada o cojín entre las rodillas.

Dormir sobre el lado derecho

Dormir sobre el lado derecho podría ayudar a mantener la agilidad mental y posiblemente, reducir el riesgo de demencia, según una investigación de University of Rochester Medical Center (URMC). El estudio explica que durante el día, los derivados tóxicos de la actividad del cerebro se acumulan en el sistema nervioso central y se eliminan durante el sueño a través del líquido cefalorraquídeo, que rodea el cerebro y la médula espinal.
Los investigadores observaron que este sistema de limpieza de desechos funciona mejor cuando las personas duermen de lado derecho.
Entre los inconvenientes, expertos de Sanitas explican que no es recomendable usar esta postura en los casos de reflujo gástrico ya que suele ser necesario que el cuerpo trabaje contra la gravedad para devolver al estómago el contenido ácido, de modo que el proceso puede tornarse mucho más largo y difícil.

Boca abajo, la peor

Según los expertos, la menos indicada es boca abajo ya que se obliga al cuerpo a mantener una postura forzada durante varias horas seguidas. De esta forma se ejerce una excesiva presión sobre todo el cuerpo, especialmente en la zona cervical que involucra músculos, tendones, nervios y huesos. El estrés al que es sometida la columna vertebral puede llegar a provocar problemas como tendinitis, lumbalgias o cervicalgia.

Una postura para cada dolencia

La Dra. Rachel Salas, profesora de neurología en Johns Hopkins Medicine, explica que a medida que uno envejece y tiene más problemas médicos, la posición puede ser un factor importante. Por ejemplo, si se tiene dolor de cuello no es recomendable dormir boca arriba, mientras que si se ronca es mejor colocarse de lado o boca abajo.

Dolor de espalda y cuello

Para las personas con dolor de cuello, dormir boca arriba a veces puede empeorar el dolor. Pero muchas personas encuentran que dormir boca arriba es útil para aliviar el dolor lumbar. Si tiene dolor en la columna, experimente con diferentes posiciones y almohadas para encontrar la que funcione para usted.

Ronquidos

La apnea obstructiva del sueño hace que las vías respiratorias colapsen durante el sueño, lo que provoca pausas en la respiración. A menudo va de la mano de los ronquidos. Colocarse de lado o boca abajo puede ayudar a que las vías respiratorias permanezcan abiertas para reducir los ronquidos y aliviar la apnea leve, dice Salas.

Acidez de estómago

No duerma de lado derecho si sufre acidez de estómago, porque puede empeorar los síntomas, dice Salas. Lo indicado sería dormir bajo el lado izquierdo.
Comentarios
tracking