Fundado en 1910

24 de junio de 2024

La ministra de Igualdad, Irene Montero, a su llegada al Congreso para aprobar la Ley trans

La ministra de Igualdad, Irene Montero, a su llegada al Congreso para aprobar la Ley transEFE

Polémica Ley trans  Ni periodo de reflexión ni permiso paterno: España sería de los países más laxos con el cambio de sexo

El modelo español, en caso de ser aprobado, presentaría varias diferencias en comparación con los otros nueve países que contemplan leyes parecidas

Si la ministra de Igualdad se sale finalmente con la suya y el Congreso aprueba la Ley trans, España sería el décimo país de que permitiría la autodeterminación de género. Es decir, este polémico proyecto, propulsado por Podemos, permitiría que cualquier persona mayor de 16 años pueda cambiarse el nombre y el sexo en el DNI sin necesidad de que nadie se lo autorice. Es decir, únicamente por propia voluntad y sin la aprobación de sus padres.

Entre los 14 y los 16 años sí sería necesaria la autorización. En caso de conflicto, tal y como explicaron, entraría en juego el papel de un defensor judicial. Además, entre los 12 y 14 años, sería necesaria la previa autorización de un juez. Se trata de una ley, según los expertos sanitarios, que afecta a la patria potestad.

El modelo español, en caso de ser aprobado, presentaría varias diferencias en comparación con los otros nueve países –seis de ellos miembros de la Unión Europa– que han incorporado un proyecto como el que propone Montero.

Portugal

Nuestro país vecino posee una de las políticas más restrictivas y estrictas en cuento a esta ley. Los mayores de 18 años pueden pedir el cambio de género. No obstante, los jóvenes de 16 y 17 años solo podrán someterse a los cambios con autorización de los padres y presentando informes médicos o psicológicos que certifique su capacidad de decisión y voluntad informada. En España no se menciona la discapacidad psíquica como impedimento para optar a los derechos que otorga esta ley.

Este trámite solo se realiza a ciudadanos portugueses. En cambio, en España todo el mundo –de nacionalidad española o no– podrá acceder a este cambio.

Con respecto al material escolar, Portugal no se pronuncia al respecto, ya que no se ha cambiado nada. En cambio, en España, el ministerio de Igualdad propone eliminar de todos los materiales educativos los contenidos que discriminen a las personas trans.

Irlanda

Irlanda permite la libre autodeterminación de género solo a los mayores de 18 años. No obstante, al igual que pasa en Portugal, los mayores de 16, en caso de querer someterse al cambio, deben presentar la autorización de sus padres y un documento del médico de cabecera solicitante y otro de un psiquiatra que no tenga nada que ver con el caso.

Dinamarca

El 1 de septiembre de 2014 entró en vigor la ley danesa de reconocimiento de la identidad género. Fue el primer país de la Unión Europea en basarse en el principio de autodeterminación para mayores de 18 años.

El único trámite obligatorio para que se lleve a cabo la práctica es un período de reflexión de seis meses para que el solicitante confirme de forma definitiva la petición inicial. Además, no se exige ningún requisito psicológico y no tienen necesidad de contar con un diagnóstico médico.

Suiza

Es el último país en aprobar este modelo. Se unió al resto de países el 1 de enero de 2022. Es el país que más restricciones ha puesto al respecto, solo pueden someterse al cambio los jóvenes con edades entre 16 y 17 que presenten el informe médico y psicológico pertinente, además del consentimiento de los padres.

Bélgica

Bélgica aprobó su Ley trans en el año 2017. Desde su consentimiento se permite el cambio de sexo a menores de 18 pero con varias condiciones. Al igual que otros países, deben contar con la autorización de los progenitores y presentar el informe médico y psíquico declarando que el menor tiene la capacidad necesaria para tomar la decisión.

La actual ley impuesta en Bélgica posee un periodo de reflexión de tres meses, tanto para menores como para adultos. Además, si una persona quiere volver a su sexo original deberá comparecer ante un tribunal.

Noruega

Es la ley más flexible y la que más se parece a la española, ya que permite la autodeterminación de género mediante la voluntad expresa de la persona no solo para los mayores de edad, sino también para los menores. Noruega también carece de periodo de reflexión.

Los jóvenes de 16 y 17 años pueden someterse al tratamiento sin consentimiento de los padres. En el caso de los niños de 15 y 16 deben contar con al menos una aprobación de los progenitores. En caso de que no haya acuerdo se lleva ante tribunal.

Luxemburgo

En este país los jóvenes de 18 años pueden acceder a la libre determinación pero, a diferencia de todos los demás, los ciudadanos que quieran cambiarse de sexo deberán demostrar con hechos que se identifican con otro género. También deben demostrar que se le reconocen con otro nombre o con esa identidad.

Los menores con 16 y 17 años solo pueden hacerlo con una declaración médica.

Malta

Los jóvenes que quieran acceder a la autodeterminación de género tampoco deberán presentar nada. En el caso de los menores de edad, sí que se deberá contar con el consentimiento de al menos uno de los progenitores. No obstante, será la Corte quien tenga la última palabra.

Islandia

Esta ley garantiza que cualquier persona puede buscar atención médica relacionada con el cambio de sexo. La persona transexual, al igual que pasará en España si sale la ley, puede cambiar su nombre y género en los documentos oficiales sin un diagnóstico médico, y también permite que las personas menores de 18 años hagan lo mismo con el consentimiento de los tutores legales.

Es la única nación en la que se admite el género no binario –para personas que no se identifican con las categorías hombre o mujer–.

Comentarios
tracking