Fundado en 1910

16 de abril de 2024

El bono social eléctrico se refuerza para los 1,3 millones de hogares que ya cuentan con él

Los riesgos de los aparatos de calefacción y cómo evitarlos

Peligros

Los riesgos de los aparatos de calefacción y cómo evitarlos

Cualquier aparato que genere calor puede suponer un peligro si hacemos un mal uso de él

El invierno ha llegado y las bajas temperaturas comienzan a extenderse por toda España. De hecho, son ya muchas las zonas que en las que está nevando y el mal tiempo hace que no sean pocos los que prefieren quedarse en casa con el calor de la calefacción o de los radiadores.
Sin embargo, aunque son aparatos que utilizamos diariamente y pueden parecernos inofensivos, cualquier electrodoméstico que genere calor puede convertirse en un foco de incendios o de intoxicaciones por monóxido de carbono, tal y como ha alertado la propia Comunidad de Madrid con la bajada de temperaturas que se prevé para este viernes, que alcanzarán los -2,7 ºC. «Cualquier aparato generador de calor supone un riesgo potencial de incendio por contacto con cualquier material combustible», recuerdan.

Consejos de seguridad

Entre las recomendaciones proporcionadas por la Comunidad de Madrid destacan:
  • Como norma de seguridad, los calefactores eléctricos deben conectarse directamente a la toma de en en lugar de una regleta.
  • No se debe secar la ropa húmeda sobre estos aparatos ni acercar cortinas, alfombras o cualquier otro elemento que pueda arder. Lo más adecuado es colocarlas al menos a un metro de distancia.
  • Es recomendable tener especial cuidado en instalaciones antiguas que carezcan de sistemas de protección, defectuosas o que hayan sido manipuladas por personal no especializado.
  • Al utilizar chimeneas, estufas o braseros es necesario mantener las estancias ventiladas y apagarlos antes de ir a dormir.
  • Tampoco es recomendable emplear aparatos alternativos para calentarnos o cocinar, especialmente si son elementos de exterior como hornillos o barbacoas.
  • En las chimeneas se debe limpiar el conducto una vez al año y no emplear sustancias para su puesta en marcha; utilizar leña seca que evite el exceso de hollín y enfriar las cenizas antes de desecharlas.
Comentarios
tracking