Fundado en 1910

16 de junio de 2024

La prestación por incapacidad permanente se concede cuando el trabajador ve reducida o anulada su capacidad laboral

La prestación por incapacidad permanente se concede cuando el trabajador ve reducida o anulada su capacidad laboral

Pensiones

Las preguntas que realiza un tribunal médico antes de conceder una pensión de incapacidad permanente

Algunas se denominan 'preguntas trampa' porque, bajo una apariencia de informalidad, obtienen del ciudadano mucha más información de lo que parece

La incapacidad permanente es la situación laboral en la que un trabajador, tras haber seguido el tratamiento prescrito y haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves que disminuyen o anulan su capacidad laboral. De hecho, de las 948.558 personas que reciben esta ayuda en España, todas pasaron por el tribunal médico en el proceso de solicitud.

En este sentido, el objetivo principal de esta prestación es mitigar la pérdida de ingresos que experimenta el beneficiario al no poder realizar ciertas actividades laborales. Por lo tanto, para acceder a este subsidio no se requiere una edad específica, pero es imprescindible haber realizado contribuciones a la Seguridad Social.

Al mismo tiempo, el tribunal médico es la denominación coloquial del Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI). Además, sus integrantes deben evaluar la influencia de la enfermedad o lesión que lleva al trabajador a solicitar la pensión, tanto en su vida cotidiana como en el ámbito laboral.

Preguntas trampa del tribunal médico

Una vez realizan la evaluación correspondiente, han de proponer a la Seguridad Social si concede o rechaza la pensión de incapacidad permanente (existen cuatro niveles distintos de incapacidad). Aun así, este dictamen no es vinculante, ya que la decisión final le corresponde a la dirección provincial.

Debido a este motivo, el tribunal médico realizará múltiples preguntas al solicitante, con el fin de asegurarse de que la propuesta esté lo más justificada posible. Sin embargo, algunas de ellas se denominan 'preguntas trampa' porque, bajo una apariencia de informalidad, obtienen del ciudadano mucha más información de lo que parece.

Según informa el portal especializado Fidelitis, esta es la lista con las 'preguntas trampa' que realiza el tribunal médico:

  • «¿Qué tal te encuentras?» Esta cuestión no es tan inocente, ya que gracias a ella los miembros del tribunal pueden llegar a conocer la opinión sincera del paciente.
  • «¿Has mejorado de tu enfermedad o lesión en el tiempo que llevas de baja?» El referirse a la posibilidad de mejora es muy importante porque constituye una variable que puede influir tanto en el acceso a la pensión como en la determinación del grado de la misma.
  • «¿Has venido solo o acompañado?» Se refiere a un aspecto vital para elegir el hipotético grado de la pensión: la autonomía del paciente en los actos más esenciales de la vida.
  • «¿Cuál es tu puesto de trabajo?» Tiene el objetivo de delimitar las funciones del trabajador y así poder decidir si son compatibles con su dolencia, lesión o enfermedad.
  • «¿Qué tareas llevabas a cabo en tu trabajo?» Con ello buscan conocer la rutina laboral del paciente para comprobar si es posible mantenerla con su dolencia o lesión.

Finalmente, tal y como establecen, «si es tu primera vez, seguro que estarás nervioso ante la incertidumbre de lo que te vas a encontrar». No obstante, «si eres sincero y coherente con la sintomatología de tu dolencia física o psíquica, y además llevas tus documentos médicos bien preparados y ordenados cronológicamente, no debes tener miedo a las llamadas preguntas trampa del Tribunal Médico», aclaran.

Temas

Comentarios
tracking