04 de julio de 2022

Evento de Apple 18 de octubre

Apple quiere llevar la producción del iPhone a la India y a Vietnam

Dependencia de Asia

Apple quiere dejar de fabricar el iPhone en China

La compañía ha comunicado a sus fabricantes que quiere impulsar la producción fuera de sus fronteras

La política de covid cero de China tampoco le gusta a Apple. La OMS criticaba esta estrategia en las palabras de su director general Tedros Adhanom Ghebreyesu donde aseguraba que «hemos discutido este tema con expertos chinos e indicamos que el enfoque no será sostenible. Creo que un cambio sería muy importante».
Ahora es Apple la compañía que puede dar un giro radical a su política de fabricación del iPhone y del resto de sus productos. Según informa The Wall Street Journal, los de Cupertino han llamado a sus contratistas de piezas para anunciarles que quieres llevarse la producción fuera de China, en concreto, se habla de posicionarse en India y Vietnam.
Los bloqueos del puerto de Shanghái y los continuos parones en sus fábricas chinas han llevado al gigante tecnológico a tomar una decisión. Además, se unen los problemas de Apple para enviar ingenieros al país en los últimos dos años para controlar la producción. Y, por último, los continuos cortes de energía de sus plantas.

Acuerdos entre países

China ha trabajado mucho en los últimos años por garantizar tierras, mano de obra y suministros a Apple y a sus asociados. Apple también sabía que el coste de la mano de obra no lo iba a encontrar en otro emplazamiento del mundo. Mucho menos en Estados Unidos cuando Trump se envalentonó al pretender que los productos de la manzana se fabricasen en suelo norteamericano.
China fabrica el 90 % de los iPhone por el 3 % de India, aunque se espera aumentar esa producción al 7 %.
Otros analistas advierten de que Apple no puede seguir con una dependencia tan importante de un país comunista que tiene enfrentamientos con Estados Unidos. De hecho, el gigante asiático no se ha posicionado en contra de la invasión de Rusia en Ucrania mientras que Apple ha cerrado las tiendas en todas las capitales con pérdidas diarias de hasta tres millones de dólares.
El movimiento de Apple supone otro peldaño más en la descentralización y la dependencia de occidente sobre oriente en el panorama mundial. Si Tim Cook consigue desenchufar sus productos de China puede provocar que otras empresas tomen la misma medida.

Temas

Comentarios
tracking