31 de enero de 2023

Un escaparate de comida de muestra en Japón

Un escaparate de comida de muestra en Japón

El 'shokukin sampuru', la increíble comida japonesa de muestra que se expone en las galerías de arte

Se trata de esculturas que se exhiben en los escaparates de los restaurantes nipones desde hace un siglo, una industria multimillonaria que empieza a decrecer

Japón ha creado un arte con la creación de esculturas de comida de plástico. Es arte porque no se come, se mira. Sus lugares de exposición originarios son los «escaparates» de los restaurantes japoneses, donde durante mucho tiempo se han exhibido realistas platos imperecederos. Son los llamados «shokukin sampuru» (productos de comida de muestra), que han sido protagonistas de una exhibición la semana pasada en Tokio.
Una mujer observa una vitrina con las esculturas de un restaurante

Una mujer observa una vitrina con las esculturas de un restaurante

Los «sampuru» empezaron a usar modelos de cera para promocionar su carta hace más de un siglo. Ahora este arte ha evolucionado desde el realismo adoptando la imaginación, como el verso libre. También una suerte de expresionismo abstracto culinario. Shinichiro Hatasa, uno de los artistas, ideó una mazorca de maíz tomando el sol en la playa.

Negocio multimillonario

Una gamba frita con cuatro patas empanadas que anda como un tigre sobre una montaña de col es otra de las creaciones, que empiezan a trascender como un verdadero arte. El «natto», el plato tradicional de desayuno japonés, ha llegado a transformarse en la exposición de Tokio en un tornado con su soja fermentada esculpida hacia arriba.
El proceso del «sampuru» comienza con la creación de moldes de los ingredientes, y luego es cuando se ejecuta el trabajo artístico, con impresionantes muestras de realismo que van desde el brillo o la humedad hasta la textura.
Unos espaguetis obra del artista Takeuchi Shigeharu

Unos espaguetis obra del artista Takeuchi Shigeharu

El arte de la comida de muestra es un negocio multimillonario en Japón, aunque la pandemia ha afectado a la demanda de los restaurantes. Los productores de «sampuru» confían en que se vuelvan a llenar para devolver las esculturas a su sitio, aunque ya han empezado a extenderse en otros sectores (como el informático, donde para las presentaciones han pedido reproducciones) del mismo modo que a extender el propio arte más allá de su propósito original.
Un arte centenario que amplía sus propuestas, sus estilos, su significado y su área de exposición para poder seguir existiendo.
Comentarios
tracking