Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Portada de «Dame todo lo que tengas» de James Lasdun

Portada de «Dame todo lo que tengas» de James LasdunDeconatus

'Dame todo lo que tengas': indagación literaria sobre los procesos que mancillan reputaciones

James Lasdun vuelve a nuestras librerías con una deslumbrante autoficción y exploración literaria sobre el acoso

Deconatus es una de esas raras –por escasas– empresas editoriales cuyo compromiso con la literatura literaria es absoluto. Es la editorial que publica en España al noruego Jon Fosse, futuro ganador del Nobel; y al estadounidense Joshua Cohen, premio Pulitzer 2022 –tuvieron incluso el tino de publicarle antes de que obtuviera el galardón–.

En 2021 eligieron traducir al británico James Lasdun con Victoria (Victory, 2019), dos novelas breves vertidas al español por el escritor y traductor Javier Calvo. Fue una de las publicaciones de ficción más notables del año. Nos reveló a un autor capaz de desentrañar los mecanismos psicológicos del autoengaño y la mentira, en una minuciosa y fascinante exploración narrativa de la infidelidad y los casos de violación.

Lo siguiente y último que nos llega es Dame todo lo que tengas. Diario de un acoso. Pese a ser anterior a la primera en su publicación original (Give Me Everything You Have: On Being Stalked, 2013), para nosotros ofrece una continuidad temática con el primero. Escrito desde la autoficción y con pretensiones confesionales, Lasdun vuelve, como él mismo gusta revelar, sobre «los procesos que mancillan reputaciones».

Portada de «Dame todo lo que tengas» de James Lasdun

deconatus / 268 págs.

Dame todo lo que tengas

James Lasdun

Basada en hechos reales, con los cambios de nombres de rigor mediante, y algún que otro detalle ficcionado, Lasdun cuenta el acoso que tuvo que sufrir de una exalumna, egresada de sus clases de escritura en Nueva York, y el escarnio público, y el ciberacoso también, al que fue sometido durante cinco años junto a su familia, editora y allegados: correos insultantes, comentarios difamantes en redes sociales, falsas acusaciones de plagio, conducta sexual inapropiada...

Dada su fecha de publicación original (2013), estamos ante un relato que, por haberse escrito antes del «#MeeToo», antes de la explosión de la justicia social, y de la popularización del discurso de odio en Internet, es decir, por haberse escrito sin voluntad expresa de ser actual y enlazar con las diatribas del hoy, goza sin embargo –o precisamente por ello– de plena actualidad. Esta preciosa cualidad de ser algo sin buscarlo ni forzarlo envuelve la propuesta de Lasdun de una sinceridad y veracidad mayores si cabe. Para postre, no renuncia al humor; ni a la compasión. Una proeza, rememorar y escribir sobre acontecimientos traumáticos vividos en primera persona, cuya única recompensa para el escritor podría ser la catarsis. Para el lector, el constante alivio de no haber tenido que pasar por el infierno narrado.

Dice el autor-personaje en este relato que «un buen escritor es alguien que manipula de forma interesante las palabras de forma que te dan ganas de seguir leyendo»; lo cierto es que su narración se construye siguiendo la máxima a la perfección. De una parte, Lasdun nos ofrece un diario de sucesos, de cómo se fue gestando la relación con la alumna, de cuando se torció todo, y de cómo escaló la situación hasta los extremos; un recorrido en el que los detalles son desvelados con cadencia intrigante. Es para quedarse pegado a la butaca.

De otra, intercalada con la anterior a modo de interludios, el escritor indaga y encuentra paralelismos con autores y obras diversas que han ahondado en la naturaleza del deseo mimético, verdadero padecimiento de la acosadora. Entran aquí Sir Gawain y el Caballero Verde, D. H. Lawrence y El amante de Lady Chatterley, Mabel Dodge Luhan. En estas partes, los lectores avezados en las secciones de pensamiento creerán adentrarse en uno de los grandes análisis literarios de René Girard –Literatura, mímesis y antropología, por ejemplo–; y lo disfrutarán mucho. Quienes no alberguen dicha inquietud intelectual, verán mermado su interés.

Lo que no quita para reconocer en Dame todo lo que tengas un extraordinario ejercicio de introspección psicológica en el que Lasdun logra poner palabras a vivencias y afectos complejos, inasibles. Una valiente «autoinspección» para enfrentar y desentrañar toda la verdad posible sobre unos acontecimientos que otros muchos preferiríamos olvidar.

Comentarios
tracking