03 de julio de 2022

Fernando Alonso naufraga en el Gran Premio de Turquía

Alonso recibió un toque de Pierre Gasly en la primera frenada de Turquía que le relegó a las últimas plazas@F1

Alonso patina y Sainz vuela en Turquía

Un toque con Gasly en la salida deshizo las aspiraciones del de Alpine, mientras que el piloto de Ferrari llegó a recuperar once posiciones partiendo desde la penúltima plaza

Fernando Alonso perdió en la salida del Gran Premio de Turquía todas las posiciones que había ganado en las clasificatorias tras un toque con el francés Pierre Gasly en la primera frenada del circuito, que le dejó en la decimoséptima plaza. El asturiano logró terminar decimosexto y Carlos Sáinz octavo tras una escalada sobre once pilotos.  
Entretanto, el piloto de Ferrari partía penúltimo y escaló tres posiciones desde el apagado de los semáforos y una cuarta con Alonso, que se vio superado por el también penalizado Ricciardo.
Sáinz, motivado por la carrera de Sochi, también adelantó a Russel en la vuelta seis, escalando a la decimocuarta plaza tras ganar el duelo al finlandes Kimi Raikkonen. Poco después, se deshizo de Giovinnazzi en la curva 12 y siguió confirmando que lo de Rusia no fue un espejismo. 
El piloto español espoleo al Cavallino Rampante y atacó al cuatro veces campeón Sebastian Vettel, que no se esperaba una acometida desde tan atrás. El germano y Sainz se tocaron en el cruce por el interior, pero terminó saliendo airoso del choque el madrileño. El japonés Yuki Tsunoda le puso más difícil el noveno lugar, pero terminó cediendo, mismo escenario que afrontó Hamilton en su duelo con el asiático de Alpha Tauri.
Sainz había cumplido con creces, pero quería más. Después de ser la sombra del compañero de Alonso en Alpine, Esteban Ocón, lo acabó consumiendo a 11 vueltas del final y colocándose octavo. A falta de diez para el final, el español tentó a Norris con doble vuelta rápida consecutiva, pero el inglés le aguantaría hasta la meta.
La lucha de Fernando Alonso contra su suerte solo mejoró por el paso de un desafortunado Ricciardo por boxes, porque el asturiano descendería hasta el antepenúltimo lugar, únicamente por delante de los Haas. Su pugna se redujo a retener la ya familiar decimosexta plaza.  
En el duelo por el mundial, Max Verstappen (Red Bull) ha aumentado la distancia con Lewis Hamilton (Mercedes) a seis puntos. 
Valtteri Bottas, compañero de Hamilton, paladeó las mieles de la victoria tras su gran papel individual y en equipo, intentando allanar la llegada del '44'. Junto a él, alcanzaron el podio Max Verstappen y el otro gran actor secundario, Checo Pérez, que se sube al cajón por tercera vez este curso.

Remontada estelar y estéril de Hamilton

Hamilton partía de la undécima plaza por el cambio en la unidad interna de su motor. Once pilotos le separaban de su objetivo y en las primeras vueltas ya había adelantado a dos de ellos. Su compañero, el finés Valtteri Bottas, asumió la misión de resistir a Max Verstappen, mientras el británico sacaba a relucir la paciencia y el instinto del depredador.
El japonés Tsunoda cerró la puerta todo lo posible al ‘44’, pero en la octava vuelta le pasó por fuera en una exhibición de superioridad. El nipón pospuso el rodaje de Hamilton frente a otros huesos duros de roer como Lance Stroll, Lando Norris, Sergio Pérez o Pierre Gasly. El ‘Hammertime’ comenzó a afinarse con el canadiense Stroll y el inglés comenzó a devorar segundos a su compatriota de Mclaren para terminar dejándole también a la vista de su retrovisor.
Hamilton comenzó a volar en la vuelta 11, aunque tardó otras cuatro en dar caza al verdugo de Fernando Alonso. Bottas continuaba conteniendo al holandés Verstappen, mientras su compañero acometía al Red Bull de Checo Pérez con una vuelta rápida en el decimosexto pase por meta. ‘MadMax’ se decidió a intentar reducir distancias con la rueda trasera de Bottas, que aguantó el envite planteado en la vuelta 18.
El aspirante al campeonato seguía arañando segundos al mexicano a base de poderío, aunque con algún susto, como el que protagonizo con el Haas de Nikita Mazepin al tratar de doblarle. Hamilton y el escudero de Verstappen lucharon intensamente en la vuelta 35, pero la excesiva frenada que había funcionado en las clasificatorias no arredró a Pérez, que le aguantó bien por fuera.
Por su parte, su principal rival – luciendo coche en homenaje a Honda – también desplegaba su talento para seguir pisando los talones de Bottas, que mantenía su apuesta por la defensa numantina.

Gran papel de los escuderos

Todos los pilotos, desde la cabeza a la cola, comenzaron a debatirse entre apurar todo lo posible los neumáticos medios o cambiar a secos para la segunda mitad del gran premio sobre un trazado más practicable. 
Bottas y Pérez pararon casi en la misma vuelta, con sus respectivos roles en carrera cumplidos y el galo Charles Leclerc asumió el liderato en carrera, con su parada pendiente. El duelo directo por el mundial, con Verstappen tercero y Hamilton cuarto, llegaba también al asfalto otomano para el final de la carrera.
No obstante, Hamilton optó por demorar su parada y se puso entre los dos Red Bull, detrás del holandés y delante de Pérez. El francés de Ferrari tampoco miraba a los boxes y trataba de apurar sus neumáticos hasta la victoria, pero Bottas recortaba distancias y tuvo que detenerse. Salió del taller en cuarto lugar y el finlandés volvió a retomar el liderato de carrera.
El otro integrante de Mercedes terminó parando solo a siete de la bandera de cuadros y saliendo quinto siguiendo la estela de su viejo enemigo Pérez. La situación volvía casi al comienzo y se mantuvo hasta el final: Bottas conteniendo a Verstappen y Hamilton tratando de escalar de nuevo y dejando su remontada en el quinto lugar. 
Comentarios
tracking