10 de diciembre de 2022

Fernando Alonso, en la rueda de prensa previa al GP de Japón

Fernando Alonso, en la rueda de prensa previa al GP de JapónEFE

El escándalo financiero en la Fórmula 1 que puede afectar al nuevo proyecto de Fernando Alonso

El asturiano confía en la FIA y no quiere entrar a valorar las posibles sanciones por el 'cashgate' que afecta a Aston Martin

el próximo lunes la Fórmula 1 tiene una cita vital con su futuro más inmediato. Se conocerá si hay o no sanciones por el llamado 'cashgate', un caso en el que se acusa a Red Bull y Aston Martin, en menor medida, de haber roto el techo presupuestario de 2021, fijado para todos lo equipos en 145 millones de dólares. Hace ya varios días que en el paddock se habla de un asunto que puede cambiar por completo la próxima temporada en la Fórmula 1 y ya son varios los pilotos que piden a la FIA que tome medidas.
Pilotos como Charles Leclerc o George Russell han sido los más duros exigiendo sanciones por haber infringido la norma. «Si tuviéramos más para gastar, por supuesto, iríamos más rápido en la pista. Entonces, si hay algún equipo declarado culpable de eso, debería ser castigado. ¿Cuál es el castigo? No soy yo quien debe decidir, pero seguro que debería ser castigado», ha dicho el de Ferrari en la rueda de prensa previa al GP de Japón. Russell ha ido más lejos y sí que se ha atrevido a proponer una sanción. «Confío en Mohammed ben Sulayem –presidente de la FIA– y en la FIA para imponer un castigo apropiado a cualquiera que sea declarado culpable de los cargos acusados y debería ser bastante sencillo. Uno esperaría que la cantidad que se ha superado sea la cantidad deducida para el presupuesto del próximo año y, probablemente, un poco más como castigo. Pero esperemos y veamos», ha especificado Russell.
En un principio la decisión de la FIA -Federación Internacional de Automovilismo- se iba a tomar el pasado miércoles 5 de octubre aunque finalmente habrá que esperar al lunes 10 para conocer si RedBull y Aston Martin son sancionados. En caso de recibir alguna penalización, uno de los más damnificados sería Fernando Alonso, que por el momento se muestra tranquilo y con confianza en la FIA. «Como he dicho algunas veces, tengo mucha confianza en Mohammed (Ben Sulayem), el presidente y su equipo. Creo que, aun así, en otros temas que enfrentamos carrera tras carrera, como la consistencia en las decisiones de los comisarios estamos mejorando, pero se ve que están dispuestos a aprender y mejorar también. Eso es muy positivo, tal vez en comparación con el pasado», ha dicho el piloto español, que afronta en Japón este fin de semana su 351º Gran Premio.
Según se comenta desde dentro de la Fórmula 1, la sanción a la que se exponen las escuderías que han excedido el límite presupuestario sería una multa económica de 7,5 millones de euros. De hacerse efectiva esta sanción Alonso comenzaría su andadura en Aston Martin teniendo que hacer frente a este primer problema. Un importante contratiempo con una multa prácticamente histórica. No obstante, al asturiano no parece preocuparle según lo comentado en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Japón: «Confío completamente en lo que están haciendo y en cuál será el resultado la próxima semana con el límite de costes y cómo el deporte está avanzando hacia el futuro. No tengo dudas de nada».
Fernando además se quita presión sobre la posible sanción que pueda sufrir su escudería ya que considera que no es algo que pueda solucionar el piloto. «Es un tema difícil desde el punto de vista del piloto. No es algo relevante aquí y confiamos en que nuestros equipos realmente controlen todo lo que hacen. Supongo que todos esperamos que la FIA vigile lo mejor posible todas estas cosas porque queremos competir en un ambiente justo», afirmó a la vez que no quiere entrar a valorar una posible sanción y prefiere mantenerse centrado en lo que depende de él.

Problemas en las últimas carreras

El bicampeón Mundial lo que sí entró a valorar fueron los distintos problemas que ha tenido el coche en las dos últimas carreras y que han provocado su abandono y confía en que se solucionen para afrontar con garantías la última parte del Mundial: «Los problemas de Monza y Singapur fueron diferentes. La fiabilidad nos ha golpeado con dureza este año. Hemos perdido muchos puntos y ahora desafortunadamente estamos detrás en la pelea con McLaren. Espero que tengamos cinco carreras finales normales, pero ha sido nuestro punto débil durante toda la temporada». Aún así no tira la toalla en su intento de quedar por delante de McLaren en el Mundial de constructores.
Comentarios
tracking