29 de junio de 2022

España juega contra Francia la final del Grupo A de la UEFA Nations League

España juega contra Francia la final del Grupo A de la UEFA Nations LeagueJosé Ramón Pérez

Fútbol

La revolución española desafía a la campeona del mundo

El equipo de Luis Enrique se enfrenta en la final de la Liga de Naciones a otro equipo que comparece como vigente ganador de un torneo internacional

​Horario y dónde ver la final entre España - Francia

España y Francia se miden en la final de la UEFA Nations League en San Siro. «La Roja» repite el rol de David que se enfrenta al gigante Goliat. En esta ocasión, el coloso es la campeona del mundo y hay un título en juego. La selección de las jóvenes promesas y el sabio Luis Enrique buscará reeditar la gesta ante un equipo liderado por el tridente Kylian Mbappé-Karim Benzema-Antoine Griezmann.
La selección nacional llega con la moral alta al choque después de tumbar a Italia –vigente campeona de la Eurocopa– en semifinales, consumar la revancha de Wembley ante «La Azzurra» y romper su racha de 27 partidos invicta.
Como motivación añadida, los nuestros cuentan con otro récord del que descabalgar a uno de los combinados más temibles del continente. Francia presume de imbatibilidad en el tiempo reglamentario desde hace 28 meses, un hito que puede desmontar el equipo español en una sola noche y lucirlo junto al obtenido del equipo transalpino en el mismo escenario de la final.

Joyas españolas contra quilates franceses

El trofeo de la Liga de Naciones supondría el doctorado summa cum laude para jugadores como Gavi o Yéremi Pino – que se estrenaban en una lista con la absoluta – y otros jóvenes como Bryan Gil o Ferrán, que será duda hasta el calentamiento. No obstante, el equipo se ha sobrepuesto a las múltiples bajas y convertido la adversidad en fortaleza ante Italia.
El delantero del Manchester City –máximo artillero nacional en el torneo con seis tantos en siete partidos– asumió la responsabilidad goleadora del equipo junto a su homólogo donostiarra, Mikel Oyarzabal y se postulan como amenaza para la zaga de los «gallos».
La experiencia del equipo francés y del bloque nacional son algo dispares. La plantilla de Didier Deschamps cuenta con más internacionalidades totales y una media de edad de 26, 48 años. Esa realidad contrasta con el equipo español, que cuenta en su convocatoria con los 17 años de Gavi o los 18 de Yéremi Pino para una media de 25,26 años.
En este sentido, el mayor bagaje de competición de los galos se traduce también en una mayor tasación: 997,8 millones frente a 664, a falta de conocer la cotización de la perla andaluza del centro del campo del Barça. Sin embargo, la experiencia de Italia y su escaparate quedaron en segundo plano sobre el césped en la victoria española.

Cruce de épicas en San Siro

El recorrido de ambas selecciones hasta el cruce definitivo comparte la heroica demostrada en semifinales y la solvencia con la que bregaron en la fase de grupos. Francia derrotó en el minuto 90 a una combativa Bélgica por tres a dos, completando el tercer y cuarto puesto que los «diablos rojos» disputarán contra Italia.
El camino de los nuestros hasta la final se ha escrito con cuatro victorias –destacando el seis a cero ante Alemania en La Cartuja– dos empates y una anecdótica derrota por la mínima ante Ucrania.
Por su parte, los bleus solo cedieron un empate sin goles ante la Portugal de Cristiano Ronaldo y contaron el resto de sus partidos por victorias ante selecciones de entidad como la Croacia de Luka Modrić –finalista en el pasado Mundial de Rusia– y Suecia.
La diferencia en las áreas en esta Liga de Naciones favorece a los nuestros en defensa, donde hemos encajado cuatro goles menos que Francia. De cara a la portería rival superamos por una diana (16–15) al ataque galo, con Ferrán Torres como máximo exponente con 11 goles en todas las competiciones.
No obstante, la ausencia de laterales titulares en el equipo de Luis Enrique puede ser un hándicap a la hora de medirse a la velocidad de Mbappé o la movilidad de Griezmann y Benzema en la parcela ofensiva. Por otro lado, la carencia de efectivos en ataque se iguala en el centro del campo.
A pesar de echar en falta a Carlos Soler o a Pedri –reciente doble nominado al Balón de Oro también existen agujeros en la construcción gala. El positivo de Rabiot en coronavirus y la baja de N'Golo Kanté por lesión, dejan a Paul Pogba como el único gran nombre propio del mediocampo francés.
Comentarios
tracking